• Martes, 24 de Octubre de 2017

Siguen las tareas de rescate en México tras un terremoto que deja más de 200 muertos

Las labores de rescate continuaba ayer sin descanso para encontrar gente con vida bajo los escombros de las decenas de edificios derrumbados por el fuerte terremoto del martes en México, en una tragedia que al cierre de esta edición había dejado ya un balance de 225 muertos.

Siguen las tareas de rescate en México tras un terremoto que deja más de 200 muertos
1. Rescate de una persona entre los 
escombros | efe
1. Rescate de una persona entre los escombros | efe

Las labores de rescate continuaba ayer sin descanso para encontrar gente con vida bajo los escombros de las decenas de edificios derrumbados por el fuerte terremoto del martes en México, en una tragedia que al cierre de esta edición había dejado ya un balance de 225 muertos.
La nación despertó ayer de luto nacional –se han decretado tres días– pero con un fuerte ánimo para buscar supervivientes, enterrar a los fallecidos y comenzar pronto las tareas de reconstrucción tras sufrir un golpe inesperado el mismo día que se conmemoraban 32 años del catastrófico terremoto de 1985. Miles de efectivos y voluntarios se afanan para rescatar a las personas sepultadas por los derrumbes de los edificios que cayeron por la fuerte sacudida del terremoto de 7,1 en la escala de Richter con epicentro en Morelos, a 120 kilómetros de la Ciudad de México.

Cifras
En la capital del país, con al menos 94 muertos y 1.800 heridos de diversa consideración, hay 39 edificios destruidos y se desconoce realmente el número de personas vivas o fallecidas bajo los escombros, reconoció el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.
Además, hay otros 30 inmuebles con graves daños, 209 escuelas con afectaciones y al menos 500 que deberán ser revisados, tras el potente movimiento telúrico, que aconteció el mismo día, pero 32 años después, del trágico seísmo de 1985, en el que murieron 20.000 personas.
Las tareas de remoción de escombros se prolongaron durante toda la noche del martes. Apoyados con generadores eléctricos, las fuerzas de seguridad y los equipos de rescate trabajaron mano a mano, y con picos y palas, en la búsqueda de personas en los edificios caídos. “Una chica que se llama Frida habló por Whatsapp con su madre anoche y le dijo donde estaba, para que la pudieran ubicar” bajo los escombros, aseguró ayer la voluntaria María Elena Villaseñor desde el Colegio Enrique Rébsamen. Esta escuela del sur de la capital es uno de los focos de dolor de la tragedia, pues se registraron 32 alumnos y cinco adultos muertos, y se temía que la cifra aumentase.
Se ha conseguido rescatar a 14 personas con vida y se estimaba que todavía quedaban una veintena bajo escombros. El esfuerzo se concentra en la capital, pues en los otros estados se reportan mayores avances en las tareas de rescate, beneficiados por el hecho de que los edificios caídos eran de menor altura, y porque albergaban a menos personas. 
En el céntrico estado de Puebla las labores de rescate terminaron, casi en su totalidad, al filo de la medianoche del martes.

Bautizo
Oficialmente, no hay informes de personas desaparecidas bajo los escombros, aunque el seísmo dejó relatos estremecedores, como las once personas, entre ellas cuatro menores, que perecieron al derrumbarse la iglesia donde estaban bautizando a un niño.
Mientras, el Ministerio de Asuntos Exteriores informó ayer de que un español residente en México falleció a consecuencia del terremoto.
El consulado español en México también explicó que se está intentando localizar a una decena de ciudadanos españoles en las zonas afectadas.
La Embajada de España en México ha puesto en marcha los protocolos para casos de desastre para contactar con la colonia residente  en el país y los viajeros registrados. l