• Martes, 24 de Octubre de 2017

La República Dominicana recibe el azote de “María” tras el paso de “Irma”

La República Dominicana, en alerta máxima, aceleró ayer los preparativos para hacer frente a la amenaza del huracán “María”, que rozó entre la noche de ayer y la pasada madrugada la costa noreste del país, donde previamente ya habían llegado las primeras lluvias y vientos.

La República Dominicana recibe el azote de “María” tras el paso de “Irma”
Un coche volcado tras el paso del huracán “María”, en un municipio de Puerto Rico | Thais Llorca (efe)
Un coche volcado tras el paso del huracán “María”, en un municipio de Puerto Rico | Thais Llorca (efe)

La República Dominicana, en alerta máxima, aceleró ayer los preparativos para hacer frente a la amenaza del huracán “María”, que rozó entre la noche de ayer y la pasada madrugada la costa noreste del país, donde previamente ya habían llegado las primeras lluvias y vientos.
Según las proyecciones, el ciclón se colocaría entre 75 y 125 kilómetros al noreste de Cabo Engaño, cerca de la turística localidad de Punta Cana (este), donde ya se registraban ayer los primeros efectos asociados al poderoso huracán “María”, que tocó tierra ayer en el sureste de Puerto Rico.
Los últimos pronósticos de ayer colocaban el ojo del huracán más cerca de la costa noreste del país que los de los días anteriores, por lo que se esperaba que “María” pasase hoy “cerca o sobre” territorio dominicano.

Peligro
Esta trayectoria colocaría a la República Dominicana ante una situación de grave peligro debido al potencial daño que pueden causar “los efectos que acompañan a estos eventos como son lluvias abundantes, fuertes vientos o marejadas o marea de tempestad”, precisó en un comunicado el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).  La previsión de abundantes lluvias preocupaba a las autoridades dominicanas debido a la saturación de los suelos tras las precipitaciones causadas por el huracán “Irma”, que afectó el país hace solo dos semanas sin ocasionar graves daños, y una vaguada posterior.
“María”, que mantenía las 32 provincias dominicanas en alerta y provocó la suspensión de las clases ayer en las once demarcaciones en alerta roja (máxima), podría generar acumulados de lluvias entre 150 y 330 milímetros, siendo superiores en puntos aislados, que podrían alcanzar hasta 500 milímetros, según dijo el meteorólogo Martin Mata, de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).
Mientras, “María” dejó ayer daños “severos” en las infraestructuras y viviendas de Puerto Rico durante las seis horas en las que azotó la isla caribeña después de devastar a inicios de esta semana Dominica y Guadalupe, donde causó al menos nueve muertos.
Tal es el destrozo que provocaron los vientos de hasta 250 kilómetros por hora que trajo “María”, que el gobernador boricua, Ricardo Roselló, pidió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare la isla zona de desastre. Roselló trazó un panorama de lo que “María” ha causado hasta ahora, desde desbordamientos de ríos e inundaciones hasta una marejada ciclónica que llegó a 5,7 pies (1,7 metros) y olas superiores a 20 pies (6 metros).
“La cola de huracán va a traer a Puerto Rico más lluvia y más viento”, dijo Roselló, que advirtió de que los servicios de rescate no podían salir a cumplir sus funciones hasta que los vientos bajasen a 80 kilómetros por hora, por lo que carecían de informes sobre los efectos en muchas zonas, incluido posibles víctimas. l