• Lunes, 20 de Noviembre de 2017

El Parlamento británico aprueba las elecciones anticipadas de May

La primera ministra británica, Theresa May, recibió ayer la autorización del Parlamento para convocar unas elecciones anticipadas el próximo 8 de junio, con las que aspira a ampliar la mayoría conservadora y afianzar su liderazgo de cara al Brexit.

El Parlamento británico aprueba las elecciones anticipadas de May
La primera ministra británica, Theresa May, ofrece un discurso a varios miembros del Partido Conservador  | Andrew Yates (reuters)
La primera ministra británica, Theresa May, ofrece un discurso a varios miembros del Partido Conservador | Andrew Yates (reuters)

La primera ministra británica, Theresa May, recibió ayer la autorización del Parlamento para convocar unas elecciones anticipadas el próximo 8 de junio, con las que aspira a ampliar la mayoría conservadora y afianzar su liderazgo de cara al Brexit.

La Cámara de los Comunes aprobó, con 522 votos a favor y 13 en contra, la celebración de esos comicios, anunciados el martes por la jefa del Gobierno, que accedió al poder sin pasar por las urnas tras el referéndum sobre la Unión Europea del 23 de junio de 2016, que se inclinó a favor del Brexit. Una amplia mayoría de diputados respaldó una moción gubernamental que autoriza la convocatoria de elecciones en la fecha propuesta, en lugar de la inicialmente prevista de mayo de 2020, cuando hubiera terminado la actual legislatura. Para prosperar, el texto necesitaba el voto de dos tercios de la cámara, que tiene un total de 650 escaños, lo que obtuvo con creces gracias al apoyo de los conservadores y de la oposición laborista y liberaldemócrata, con la abstención de los independentistas escoceses.

Oportunismo
Aunque acusaron a May de oportunismo –dado que su partido encabeza los sondeos electorales–, los principales partidos de la oposición en el Reino Unido secundaron estas elecciones con la esperanza de aumentar su propia base parlamentaria.

Tras la aprobación de la moción, se espera que el Parlamento se disuelva el 3 de mayo –la víspera de unos comicios municipales en el Reino Unido– para dar paso a la campaña electoral.

En su intervención en los Comunes, Theresa May y el líder del primer partido de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, cruzaron duras acusaciones en un anticipo de lo que se espera que será una tensa campaña en un momento clave para el país por las negociaciones del Brexit.

La líder tory acusó al socialdemócrata de “no estar capacitado” para dirigir el Reino Unido, mientras que este le achacó haber roto su promesa de no convocar en ningún caso elecciones generales anticipadas.

“Saludamos la convocatoria de elecciones, pero esta es una primera ministra que dijo que no las habría, una primera ministra en quien no se puede confiar”, afirmó Corbyn, que acusó a May de querer “huir” de los debates televisivos, en los que ella se niega a participar.

La dirigente conservadora ha causado polémica al rechazar tomar parte en los debates electorales organizados por las televisiones, con el argumento de que prefiere centrarse en visitar “puerta a puerta” a los votantes.

Sobre su decisión de adelantar los comicios, la primera ministra británica reiteró que es necesario para garantizar “estabilidad y liderazgo” al país de cara a la negociación con Bruselas para la salida del Reino Unido de la UE.

“Hay tres cosas que necesita un país, una economía fuerte, una defensa fuerte y un liderazgo fuerte y estable”, declaró la jefa del Gobierno, que también quiso destacar que “esto es lo que los conservadores ofrecerán en estas elecciones”.