• Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Maduro asegura que Trump ordenó su asesinato y que el jefe del Parlamento está implicado

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró ayer que desde el despacho oval de EEUU se ha dado la orden de asesinarlo y responsabilizó al jefe del Parlamento de su país, el opositor Julio Borges, de cualquier atentado contra su vida.

Maduro asegura que Trump ordenó su asesinato y que el jefe del Parlamento está implicado
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro  | efe
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro | efe

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró ayer que desde el despacho oval de EEUU se ha dado la orden de asesinarlo y responsabilizó al jefe del Parlamento de su país, el opositor Julio Borges, de cualquier atentado contra su vida.
“Han dado la orden de asesinar al presidente de la República Bolivariana de Venezuela y la orden viene del despacho oval y Julio Borges está implicado en esta tropelía con su cinismo sin límites, con su inmoralidad sin límites”, dijo Maduro en una trasmisión por el canal estatal VTV.
Maduro había señalado el martes que las declaraciones de su homólogo estadounidense, Donald Trump, durante la Asamblea General de la ONU significaban una amenaza de muerte hacia su persona.
Durante una reunión que sostuvo con los actuales gobernadores que tiene el chavismo en el país y con los aspirantes a estos cargos, Maduro responsabilizó a Borges “de cualquier hecho de violencia que acontezca contra la República y de cualquier acto de atentado que haya” contra su vida ordenado por “la Presidencia de Donald Trump”. “Sé lo que estoy diciendo”, afirmó.
El jefe de Estado venezolano, además, llamó “vendepatria” al presidente del Parlamento porque, según dijo, “sale todos los días a decir que Venezuela es una dictadura” para “prepararle las condiciones a una invasión gringa, a un golpe de Estado” o para su asesinato. Asimismo, indicó que para él es un orgullo que Donald Trump lo ataque.
Este martes, Donald Trump, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, afirmó que Venezuela está “al borde del colapso total”, y dijo que su país está listo para adoptar nuevas medidas si el presidente Maduro insiste en “imponer un régimen autoritario”. Tras esto, el mandatario venezolano indicó que las palabras de su homólogo significaban una amenaza de muerte hacia su persona y lo señaló como “el nuevo Hitler” de la política internacional.
Por otro lado, la oposición venezolana se negó ayer a reconocer la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada únicamente por personas afines al chavismo, como pide el Gobierno para el diálogo político, un proceso en el que varios países se encuentran trabajando activamente. La oposición venezolana ha tachado la Constituyente de fraudulenta porque asegura que fueron manipulados los votos durante su elección.