Maduro acusa a EEUU de presionar para “destruir” el proceso de diálogo

Vista general de una nueva jornada de diálogo entre el Gobierno de Venezuela y su oposición | carlos javier (efe)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer tener “pruebas concretas” de que el Departamento de Estado de Estados Unidos “está presionando” a la oposición de su país para que no firme un “acuerdo de paz” y “destruir” así los diálogos que se desarrollan esta jornada en la República Dominicana.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer tener “pruebas concretas” de que el Departamento de Estado de Estados Unidos “está presionando” a la oposición de su país para que no firme un “acuerdo de paz” y “destruir” así los diálogos que se desarrollan esta jornada en la República Dominicana.
“A esta hora hay una presión inaudita del Departamento de Estado de los Estados Unidos para destruir los diálogos de paz de República Dominicana”, dijo el mandatario en una alocución televisada en cadena obligatoria de radio y TV desde el Palacio de Miraflores, sede del ejecutivo venezolano. “Tengo pruebas concretas de cómo desde el Departamento de Estado de los Estados Unidos está presionando a toda la oposición venezolana para que no firme el acuerdo conversado y preacordado hace más de una semana”, añadió.
No obstante, el Gobierno y la oposición venezolana iniciaron ayer en Santo Domingo una nueva jornada de diálogo después de que ambas partes decidieran ayer extender a este martes las conversaciones para buscar soluciones a la crisis en ese país. El Gobierno venezolano y una dividida oposición retomaron el lunes las conversaciones tras el polémico adelanto de las elecciones presidenciales en las que el mandatario Nicolás Maduro aspira a la reelección. A su llegada a la reunión, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que esperaba que ayer saliera algo bueno de las conversaciones, mientras que la delegación de la oposición encabezada por el diputado Julio Borges no quiso hacer ninguna declaración. Rodríguez, que encabeza la delegación del Gobierno venezolano, afirmó a la prensa que se encuentran “en los detalles” del eventual acuerdo.
Consultado sobre la posibilidad de variar la fecha de las elecciones, Rodríguez afirmó que “estamos trabajando con todos los temas y en todos los temas hemos acercado posiciones”. Tras mas de seis horas de reunión el lunes a puerta cerrada y después de un receso de tres horas, ambas partes tenían previsto regresar anoche a la mesa de diálogo pero finalmente decidieron que la reunión, que fue considerada definitiva tanto por el Gobierno como por la oposición, siguiera este martes porque necesitaban más tiempo.
La oposición volvió al diálogo sin el apoyo de Voluntad Popular (VP), el partido del dirigente privado de libertad Leopoldo López, que optó por abandonar las conversaciones tras el adelanto de las presidenciales para antes de mayo y el proceso obligatorio de validación de formaciones que también decretó la Asamblea Constituyente, de mayoría oficialista. La celebración de las elecciones presidenciales es uno de los temas principales del diálogo, que se inició a principios de diciembre pasado.