6:12 h. Jueves, 24 de julio de 2014

 

La olla a presión usada en la bomba de Boston es de la marca española Fagor

| Actualizado 18 Abril 2013 - 01:40 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
miembros de la policía recogen pruebas en la avenida boylston, donde tuvieron lugar las explosiones	efe/justin lane
miembros de la policía recogen pruebas en la avenida boylston, donde tuvieron lugar las explosiones efe/justin lane

Los investigadores que están reconstruyendo los dispositivos utilizados en los dos atentados cometidos en Boston identificaron uno de ellos como una olla a presión de la marca española Fagor, cuyo coste en el mercado local ronda los 140 dólares.

Según los investigadores del FBI, el recipiente que contuvo la bomba, del que se han encontrado diversos restos retorcidos, es una olla a presión con mango de plástico de dicha marca y fabricada en España.

Los agentes federales se pusieron en contacto con la empresa del estado de Nueva Jersey Signature Marketing Group, por ser el distribuidor de Fagor en la región de Massachusetts.

Los restos de la olla, junto con jirones de la mochila negra de nylon en la que supuestamente se ocultó y un circuito integrado, baterías y cables del dispositivo, fueron enviados a los laboratorios del FBI para su análisis.

La tapa de la olla supuestamente utilizada como bomba fue encontrada en la azotea de un edificio cercano al sitio donde se produjo una de las explosiones.

El modelo de olla tiene una capacidad de 6 litros, y en su interior se colocaron los componentes detonantes y metralla compuesta de clavos, rodamientos y otros trozos de metal para causar el mayor daño posible.

Por otra parte, el FBI negó ayer que se produjese el arresto de un sospechoso de las explosiones, después de que varios medios estadounidenses aseguraran lo contrario. “A pesar de informes ampliamente difundidos sobre lo contrario, no ha habido un arresto en conexión con el ataque de la maratón de Boston”, indicó el FBI.

El FBI señaló que “ha habido una serie de informaciones de prensa basadas en fuentes no oficiales que han sido imprecisas”. “Dado que estas noticias tienen consecuencias no intencionadas, pedimos a los medios de comunicación, en esta etapa temprana de la investigación, que traten de verificar la información a través de canales oficiales apropiados antes de informar”, concluyó.