• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Evacúan a miles de personas por falsos avisos de bomba en Moscú

Miles de personas, más de 20.000 según algunos cálculos, fueron evacuados de centros comerciales, cines, teatros, museos y hoteles por toda la geografía de Moscú por falsos avisos de bomba, informaron los servicios de emergencia de la capital rusa.

Evacúan a miles de personas por falsos avisos de bomba en Moscú
Un coche de la Policía, en una céntrica calle de la capital rusa | SERGEI CHIRIKOV (EFE)
Un coche de la Policía, en una céntrica calle de la capital rusa | SERGEI CHIRIKOV (EFE)

Miles de personas, más de 20.000 según algunos cálculos, fueron evacuados de centros comerciales, cines, teatros, museos y hoteles por toda la geografía de Moscú por falsos avisos de bomba, informaron los servicios de emergencia de la capital rusa.
Entre los edificios evacuados están el legendario Teatro Bolshoi, el centro comercial GUM de la Plaza Roja, los hoteles Nacional y Metropol, todos a escasos metros del Kremlin.
Las llamadas anónimas para avisar de la colocación de una bomba también afectaron al menos a otros diez centros comerciales y varias salas de cine, tanto en el centro como en la periferia de la capital.
Toda Rusia vive desde el pasado día 11 de septiembre una ola de falsos avisos de bomba que el Kremlin calificó de “terrorismo telefónico”.Casi 1,4 millones de personas tuvieron que ser evacuadas en 170 ciudades de Rusia desde ese mismo día.
El director del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia, Alexandr Bórtnikov, dijo el pasado día 5 que los avisos de bomba son obra de cuatro rusos residentes en el exterior.
“Hemos establecido su identidad. No fue fácil. Se trata de ciudadanos rusos. Eso lo puedo decir con seguridad. Son cuatro personas que se están en el extranjero”, dijo Bórtnikov a la prensa.
El jefe del FSB agregó que en territorio ruso tienen varios cómplices. Entre los edificios evacuados figura el consulado de España en Moscú y la sede del mayor buscador de Rusia, Yándex, que fue desalojada por un aviso de bomba poco después de que el edificio fuera visitado por el presidente ruso, Vladímir Putin.
El Código Penal de Rusia contempla un pena de hasta 3 años de prisión para los autores de avisos de bomba falsos.

Operación contra activistas
La policía rusa detuvo a más de 260 personas en el centro de Moscú en lo que podría ser una operación contra activistas del movimiento Artpodgotovka, cuyo líder Viacheslav Máltsev, fugado de Rusia, amenazó con iniciar una revolución pacífica en esta fecha.
“El 5 de noviembre fueron detenidas 263 personas en el centro de Moscú por alteración del orden público”, dijo a Interfax un portavoz de la policía moscovita.
La mayoría de las detenciones se produjeron en la plaza Manezh, frente a los muros del Kremlin, y también en la céntrica calle Tverskaya.
OVD-Info, medio especializado en hacer un seguimiento de las persecuciones políticas en Rusia, eleva los arrestos a más de 300, algunos de ellos practicados en otras ciudades del país como San Petersburgo y Krasnoyarsk.
La operación policial contra Artpodgotovka empezó el pasado viernes, cuando agentes del Ministerio de Interior y del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) detuvieron a varios miembros de ese movimiento.
El FSB informó de que preparaban acciones violentas y desordenes públicos para este domingo, cuando faltan sólo dos días para que se cumplan cien años de la Revolución Bolchevique
Los servicios de inteligencia rusos también acusaron a Artpodgotovka de querer incendiar varios edificios administrativos de la capital de Rusia
Máltsev, que augura desde hace cuatro años una revolución este 5 de noviembre, llamó a sus partidarios a salir a las calles de todas las ciudades de Rusia para permanecer ahí de pie hasta que el presidente ruso, Vladímir Putin, presente su dimisión.
El sábado también fueron detenidos al menos una treintena de ultranacionalistas durante la Marcha Rusa convocada en un barrio periférico de la capital.
Poco antes, Iván Beletski, copresidente del Partido de los Nacionalistas, y Yuri Gorski, activista del movimiento Nueva Oposición, ambas organizaciones convocantes de esa manifestación, denunciaron que sus domicilios fueron registrados por la policía.
Los dos líderes ultranacionalistas, que están siendo investigados por extremismo, se fugaron al extranjero.  l