• Martes, 24 de Octubre de 2017

El español fallecido por el terremoto de México era un investigador del sida que llevaba décadas en el país

El español fallecido a causa del terremoto que sufrió México el martes es Leopoldo Nieto Cisneros, un investigador del sida cuya familia era de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y que llevaba décadas viviendo en el país.

El español fallecido por el terremoto de México era un investigador del sida que llevaba décadas en el país
Varias personas esperan mientras los equipos de rescate buscan a sus familiares | Sáshenka Gutiérrez (efe)
Varias personas esperan mientras los equipos de rescate buscan a sus familiares | Sáshenka Gutiérrez (efe)

El español fallecido a causa del terremoto que sufrió México el martes es Leopoldo Nieto Cisneros, un investigador del sida cuya familia era de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y que llevaba décadas viviendo en el país.
Leopoldo Nieto Cisneros estaba en el edificio que se colapsó en Edimburgo 4 en Colonia del Valle de la calle Escocia de México y en un principio no lo localizaban, aunque finalmente se confirmó su fallecimiento.
La Asociación Médica Mexicana de VIH/SIDA, a la que pertenecía como médico investigador de esta enfermedad, lamentó profundamente el fallecimiento de Nieto Cisneros. También fue miembro fundador de esta asociación. De familia alcazareña, Leopoldo Nieto Cisneros era el único hijo que tuvo el último titular de la farmacia Nieto de la calle Emilio Castelar de Alcázar de San Juan, Leopoldo Nieto Comas.
Nieto Cisneros nació en Madrid, donde también se educó, aunque al tener familia y la farmacia en Alcázar, pasaba temporadas en la localidad manchega, según informó Diego García-Baquero en nombre de los familiares que residen en este municipio ciudadrealeño. Leopoldo Nieto Cisneros llevaba décadas viviendo en México donde formó su familia. Tenía dos hijos y será enterrado en el país azteca.

Malagueño
Mientras, Jorge Gómez, un malagueño de 33 años, se encontraba al cierre de esta edición atrapado bajo los escombros de un edificio de Ciudad de México. La familia tiene constancia de que ya habría sido localizado y de que se encuentra con vida, según informó la Cadena Ser.
Por su parte, la embajada y el consulado español en Ciudad de México seguían ayer tratando de contactar con una decena de españoles que al cierre de esta edición seguían sin localizar después del terremoto.
Por otro lado, la cifra de víctimas mortales del terremoto, de 7,1 grados, subió a 253, mientras que hay algo más de un centenar de desaparecidos, informó ayer el secretario mexicano de Gobernación, Miguel Osorio Chong.
La búsqueda “no va a parar hasta lograr la localización y el rescate de estas personas que muy posiblemente están entre los escombros”, dijo el ministro, quien admitió que la lluvia no estaba ayudando mucho.
Explicó que una vez pasada la fase de la emergencia, se procederá a levantar un censo “casa por casa” de los daños provocados por el seísmo. Después de esa etapa, se procederá a retirar todo el escombro, una labor que requerirá de varias semanas porque “son miles de toneladas”, y luego será cuando arranque la fase de la reconstrucción.
Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, envió ayer sus condolencias a México por el terremoto.
En una declaración al término de la reunión semanal de su Ejecutivo, Núñez Feijóo recordó que México es “un país especialmente querido por los españoles y muy especialmente por los gallegos”, ya que “muchos” viven, trabajan y tienen a sus familias allí.
“Compartimos la desolación que sienten por el último terremoto y por el anterior, hace dos semanas, y mostramos la admiración de Galicia por la unidad del pueblo mexicano en esta catástrofe”, declaró el jefe del Gobierno gallego.