• Martes, 12 de Diciembre de 2017

Cuba vota en unas municipales que abren el “continuista” relevo de Raúl Castro

Los cubanos votan en unos comicios municipales que suponen el arranque del proceso electoral para un recambio generacional en el poder, con el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, quien apostó por la “continuidad” del socialismo, como heredero de Raúl Castro al frente del país.

Cuba vota en unas municipales que abren el “continuista” relevo de Raúl Castro
 Miguel Díaz-Canel Bermúdez a su llegada a un colegio electoral en La Habana  | alejandro ernesto (efe)
Miguel Díaz-Canel Bermúdez a su llegada a un colegio electoral en La Habana | alejandro ernesto (efe)

Los cubanos votan en unos comicios municipales que suponen el arranque del proceso electoral para un recambio generacional en el poder, con el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, quien apostó por la “continuidad” del socialismo, como heredero de Raúl Castro al frente del país.
“Yo no concibo las rupturas en nuestro país, creo que ante todo tiene que haber continuidad”, dijo Díaz-Canel, de 57 años, a la prensa después de depositar su voto en un colegio electoral.
Díaz-Canel, designado por el propio Raúl Castro como su “número dos” en 2013, suena como el aspirante más plausible para suceder al mandatario, cuando éste deje la presidencia en febrero de 2018, a los 86 años, como prometió insistentemente.
Aunque eludió pronunciarse sobre la posibilidad de que sea el próximo dirigente de Cuba, Díaz-Canel aseguró que “habrá presidentes siempre defendiendo la Revolución y serán compañeros que saldrán del pueblo”.

“Hoy (por ayer) estamos haciendo un voto por la Revolución, la patria y el socialismo”, lo que enviará “un mensaje a los que quieren hacer cambiar o imponer condiciones de que este es un pueblo que no se va a doblegar”, señaló en referencia a las tensiones con Estados Unidos, que impuso a la isla nuevas sanciones tras la llegada al poder de Trump.
Los cubanos votan para designar a un delegado del poder popular, figura equivalente al concejal, por cada una de las 12.515 circunscripciones electorales que hay en el país, que integran las 169 asambleas municipales (ayuntamientos) que iniciarán nuevo mandato en los próximos días.
De entre los delegados elegidos saldrán los candidatos a diputado de la Asamblea Nacional en los comicios generales que deberán celebrarse en los próximos meses, pero para los que todavía no se ha fijado una fecha.
El Parlamento que salga de esa elección será el encargado de ratificar, el 24 de febrero de 2018, al nuevo presidente de Cuba, a propuesta del Consejo de Estado, lo que supondrá un recambio generacional en el poder después de casi 60 años de castrismo.
Raúl Castro, que no hizo ayer ninguna aparición pública en los actos de homenaje que hubo en todo el país por el primer aniversario de la muerte de su hermano Fidel Castro, votó temprano, antes de que abrieran los colegios electorales, en La Habana, según se le pudo ver en imágenes difundidas por la televisión estatal.

Comicios sin partidos
En total son 27.221 los candidatos a delegados locales que se postulan en todo el país. Ocho millones de cubanos están llamados a las urnas en estos comicios sin partidos políticos -el único legal es el Partido Comunista (PCC)- ni campañas y que, según el oficialismo, constituyen un acto de “auténtica democracia participativa” porque los ciudadanos votan a candidatos de su barrio que fueron nominados por sus propios vecinos.
“El sistema cubano se pega al pueblo. En otras estructuras, el alcalde estaba muy lejos, aquí el delegado es asequible, es nuestro vecino”, destaca el régimen.