• Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Confirman que hubo una explosión en el submarino argentino desaparecido

La esposa de uno de los 44 tripulantes del sumergible asegura sentirse “engañada” por la Armada

Confirman que hubo una explosión en el submarino argentino desaparecido
Un hombre observa los mensajes dejados por los ciudadanos para los tripulantes del submarino | Mauricio Arduin (efe)
Un hombre observa los mensajes dejados por los ciudadanos para los tripulantes del submarino | Mauricio Arduin (efe)

La Armada argentina confirmó ayer que el submarino “ARA San Juan”, en paradero desconocido desde hace más de una semana, sufrió una explosión a bordo cuando navegaba por aguas del océano Atlántico.
“Recibimos una información del embajador en Austria sobre un evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión”, declaró el portavoz de la Marina argentina, el capitán de Navío Enrique Balbi. El oficial Balbi dijo que se desconoce la causa de la explosión en el interior del sumergible, pero que fue confirmado por “dos fuentes” distintas. “No sabemos la causa que produjo en ese lugar, en esa fecha, un evento de estas características”, añadió.
El portavoz dijo que la Armada va a reforzar el dispositivo de búsqueda del navío para averiguar su localización.
El submarino argentino desapareció en el océano Atlántico con 44 tripulantes a bordo cuando participaba en un adiestramiento integrado con la flota de mar y las aeronaves de la dotación naval.
Por su parte, la esposa de uno de los tripulantes del submarino aseguró ayer sentirse “engañada” porque la Armada no informó hasta ayer de la supuesta explosión ocurrida en la zona donde fue localizado por última vez.
“No dieron ninguna explicación, según ellos lo saben ahora, pero ¿cómo lo van a saber ahora?”, señaló Itatí Leguizamón, esposa del operador de radar Germán Oscar Suárez, en la base naval de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, a donde debería haber llegado el buque el lunes y donde permanecen desde el fin de semana los familiares de los submarinistas. Por su parte, Jessica Gopar, esposa del cabo principal Fernando Gabriel Santilli, dijo que, aunque las familias aguardaban noticias con “esperanza”, los marineros “no van a volver nunca más”. “No nos quedó santo por rezar ni a nadie por pedir. No sé si hay un destino marcado para cada uno. Hay gente que no cree en eso, no volvieron y no van a volver nunca más”, remarcó.
Crítica con las autoridades de la Armada por la “falta de información”, la mujer se mostró agradecida a todos los países que están colaborando en la búsqueda del submarino.
El miércoles, un avión de la Fuerza Aérea de España llegó a la sureña ciudad argentina de Comodoro Rivadavia con material de apoyo logístico facilitado por la Armada de ese país para un eventual rescate. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mostró ayer su solidaridad con el pueblo argentino. l