Las autoridades confirman la muerte de la española desaparecida el 2 de julio el México

Las autoridades mexicanas y el Ministerio de Asuntos Exteriores confirmaron ayer la muerte de la española María del Pilar Garrido, que desapareció el pasado día 2 de julio en el estado de Tamaulipas, al noroeste de México, cuando viajaba en coche en compañía de su marido y su hijo.

Las autoridades confirman la muerte de la española desaparecida el 2 de julio el México
Pilar Garrido | archivo ec
Pilar Garrido | archivo ec

Las autoridades mexicanas y el Ministerio de Asuntos Exteriores confirmaron ayer la muerte de la española María del Pilar Garrido, que desapareció el pasado día 2 de julio en el estado de Tamaulipas, al noroeste de México, cuando viajaba en coche en compañía de su marido y su hijo.
Las autoridades mexicanas comunicaron a la Embajada de España en el país norteamericano que los restos óseos encontrados el 26 de julio en un paraje cercano al lugar del secuestro corresponden a los de Garrido, de 34 años y natural de la localidad valenciana de Massalavés.
La desaparición de Garrido, que llevaba tres años viviendo en México, tuvo lugar en la carretera Soto La Marina con dirección a Ciudad Victoria, la capital de Tamaulipas, considerado uno de los estados más violentos del país.
Según el testimonio de su marido, Jorge González Fernández, fueron interceptados por dos hombres armados tras pasar unos días en la playa junto con su hijo de un año, quienes se llevaron consigo a su esposa.
El pasado 26 de julio, durante la búsqueda de la española, la Fiscalía estatal informó del hallazgo de unos restos óseos en las proximidades de la carretera Soto La Marina-Ciudad Victoria.
En ese momento, la Fiscalía advirtió de que no había indicios de que se tratara de ella y que las pruebas genéticas tardarían al menos diez días.
El suceso se dio a conocer públicamente a los 15 días de la desaparición, y las primeras informaciones llegaron desde España cuando la familia de Garrido denunció el caso.

No se consideró un secuestro
Al no haber una petición de rescate, el estatus jurídico para la investigación fue el de “persona no localizada”, porque no se pudo considerar un secuestro.
En base a la declaración del marido, se elaboró un retrato robot de uno de los presuntos secuestradores, correspondiente a un hombre de entre 15 y 16 años de edad, de complexión delgada y de tez morena.
Tamaulipas es uno de los estados más castigados por la violencia en México. Entre enero y mayo se registraron 686 homicidios y 105 secuestros, de los 568 registrados en el país en los primeros cinco meses del año, según datos oficiales. La Embajada española y el consulado general de Monterrey, el más próximo a la zona, están en contacto con la familia de Garrido y “se han puesto a su disposición para los trámites que pueda necesitar”. l