Xustiza está “abierta al diálogo” y lamenta el “inmovilismo” del comité

El director xeral de Xustiza, Juan José Martín, se reafirmó en que el Gobierno gallego sigue “abierto al diálogo” para intentar acabar con la huelga indefinida en el sector judicial autonómico, que provocó en su primera jornada la suspensión de numerosos juicios, declaraciones y otros actos judiciales.

Xustiza está “abierta al diálogo” y lamenta el “inmovilismo” del comité
Juan José Martín se dispone a informar sobre la primera jornada de huelga | xoán Rey (efe)
Juan José Martín se dispone a informar sobre la primera jornada de huelga | xoán Rey (efe)

El director xeral de Xustiza, Juan José Martín, se reafirmó en que el Gobierno gallego sigue “abierto al diálogo” para intentar acabar con la huelga indefinida en el sector judicial autonómico, que provocó en su primera jornada la suspensión de numerosos juicios, declaraciones y otros actos judiciales.
“Nosotros estamos trabajando de ocho a tres todos los días”, esgrimió, en alusión a la disposición de la Xunta a retomar el diálogo, en una rueda de prensa en la que dio los datos de participación en la primera jornada de esta huelga indefinida de los que dispone la Administración autonómica.

Participación
Frente a los sindicatos, que aluden a un seguimiento de entre el 90 y el 95% de media, el Ejecutivo autonómico rebaja el porcentaje de apoyo al 38,74%, es decir, 1.046 trabajadores de un total de 2.700. Con todo, si se suman las ausencias justificadas y los servicios mínimos, admite que el respaldo podría alcanzar el 71%.
El director xeral justificó la ampliación de servicios mínimos en relación a los paros previos por el hecho de que la huelga es indefinida y su incidencia causará “perjuicios a los ciudadanos evidentes”, si bien no ha podido concretar el número de juicios y otros actos judiciales que se suspenderán, y que los sindicatos elevan a varios centenares.
“El seguimiento es importante, pero parece que descendió un poco y hay más gente en los juzgados”, sentenció el director xeral, quien se reafirmó en que su oferta constatada en el “documento de cierre” presentado en la última reunión es “generosa”, situando las retribuciones de los funcionarios judiciales gallegos “por encima de la media del Estado”.
En concreto, la Xunta plantea un incremento de 75 euros al mes (900 euros al año) para los gestores; 62 euros al mes (744 al año) para los tramitadores; y 55 euros al mes (660 al año) para los auxilios. 
Eso sí, el incremento, que tendrá efectos a partir del 1 de enero de 2019, se aplicaría en tres anualidades.
Además, la oferta recoge que este aumento en el complemento es compatible con mantener el concepto retributivo de “IPC gallego”, que ya perciben los funcionarios por trabajar en la administración autonómica gallega y que supone en torno a 9 euros al mes para los gestores; 8 euros al mes para los tramitadores; y 7 euros al mes para el cuerpo de auxilios. l