• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

La Xunta activa el comité que vigilará el cumplimiento de los presupuestos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, informó ayer de la activación del comité de seguimiento de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2017, que será el encargado de verificar que las inversiones previstas y los compromisos del Ejecutivo central con Galicia se cumplen.

La Xunta activa el comité que vigilará el cumplimiento de los presupuestos
El presidente autonómico y varios de sus conselleiros, al inicio de su reunión semanal | ep
El presidente autonómico y varios de sus conselleiros, al inicio de su reunión semanal | ep

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, informó ayer de la activación del comité de seguimiento de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2017, que será el encargado de verificar que las inversiones previstas y los compromisos del Ejecutivo central con Galicia se cumplen.

Tras recordar que las previsiones de Fomento apuntan a una inversión directa en Galicia de casi 900 millones de euros, un 53 por ciento más “del dinero que se gastó de forma efectiva en el pasado año”, Feijóo subrayó que este comité trabajará “de forma compatible” a las visitas cada tres meses comprometidas por el ministro Íñigo de la Serna.


Aunque este comité nace para evaluar los PGE de 2017, el jefe del Ejecutivo gallego anunció la intención de que este órgano siga funcionando en los años siguientes, con el objetivo de que el AVE entre en Galicia conforme al plazo comprometido.

Integrantes
El comité estará conformado inicialmente por el vicepresidente y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, así como las consellerías de Facenda, Medio Ambiente e Infraestruturas. Asimismo, si fuese necesario en algún ejercicio, estaría abierta la incorporación de otros departamentos.

El comité hará una labor de recogida de datos, seguimiento y, de ser necesario, un trabajo de alerta, que se pondrá en marcha si se comprueba que el nivel de ejecución no es el óptimo.

Feijóo también repasó los compromisos adquiridos con Galicia, tales como el AVE (para el que se reservan 500 millones) en 2019, pero también aludió a otras infraestructuras en las que se prevé un esfuerzo inversor y en las que es preciso avanzar.

Como ejemplo, hizo referencia a los tramos pendientes de la autovía Santiago-Lugo y en otros ejes de comunicación pendientes en la comunidad, en los enlaces de la AP-9 en Santiago o en la variante norte de Ourense. A todo ello hay que añadir 138 millones en obras que realizan las sociedades concesionarias de las autopistas, como las ampliaciones de la AP-9 en Santiago y Vigo.

Alta velocidad a Ourense
En cuanto a la llegada de la alta velocidad a Ourense, preguntado por la solución provisional desde Taboadela, con un coste que ronda los 100 millones, y si teme que esta bloquee la nueva variante comprometida por Fomento, Feijóo replicó que habilitar el acceso provisional es necesario para “no aplazar” la entrada del AVE a Galicia “hasta 2023 o 2024”. “No creo que nos deba sorprender su coste. Pedí que se ejecutara y no dar argumentos para que se posponga la entrada del AVE, sino que sea en 2019”, explicó. “Adicionalmente”, añadió que la Xunta tiene que “exigir” que Fomento cumpla.