UNIVERSIDAD ENCIERRO

Un grupo de alumnos se encierran para reivindicar un lugar de estudio las 24 horas en la USC

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) mantienen un encierro en la Facultad de Geografía e Historia con el objetivo de reivindicar un espacio de estudio para los alumnos las 24 horas del día.

Un grupo de alumnos se encierran para reivindicar un lugar de estudio las 24 horas en la USC
Dos estudiantes colocan una escalera en una ventana de un aula de la Facultad de Geografía e Historia, donde mantienen un encierro para reivindicar la apertura veinticuatro horas al día de un espacio de estudio para los alumnos, esta tarde en la Un
Dos estudiantes colocan una escalera en una ventana de un aula de la Facultad de Geografía e Historia, donde mantienen un encierro para reivindicar la apertura veinticuatro horas al día de un espacio de estudio para los alumnos, esta tarde en la Un

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) mantienen un encierro en la Facultad de Geografía e Historia con el objetivo de reivindicar un espacio de estudio para los alumnos las 24 horas del día.

La iniciativa ha sido puesta en marcha por las organizaciones estudiantiles AGIR, Liga Estudantil Galega, RevolucionaUSC e IESGA, explicó a Efe Matías García, portavoz del primero de estos grupos.

"Abrimos este lugar de estudio las 24 horas por nuestra propia iniciativa, que llevamos reclamando a las instituciones desde hace años y se nos ha negado en reiteradas ocasiones", afirmó.

Los promotores del encierro se quejan de que la Universidad compostelana, con 30.000 alumnos matriculados, no disponga de suficientes espacios de estudio durante todo el día, incluido el horario nocturno, principalmente en época de exámenes finales como la actual.

Matías García explicó que hasta ahora la USC mantenía abiertas la biblioteca Concepción Arenal y la de la Facultad de Medicina, pero que "por los recortes" se cerró la primera de estas.

"Las plazas en las bibliotecas son claramente insuficientes, especialmente en horario extraordinario, para todo el estudiantado de la Universidad", destacó.

En las negociaciones con el Decanato han logrado que durante la noche permanezcan abiertas varias aulas de la Facultad de Geografía e Historia, situada en el casco histórico de la ciudad, para que los universitarios puedan estudiar.

El portavoz de AGIR explicó que una de estas aulas la utilizan los estudiantes para dormir.

Como dato curioso, Matías García destacó que al cerrarse a las diez de la noche las puertas de la Facultad los alumnos tienen que acceder a las aulas por una de las ventanas de edificio que dan a la calle.

Las organizaciones estudiantiles han aprovechado el encierro para criticar los recortes en materia de educación y la subida de las tasas universitarias.

"Sabemos que enmarcados en el proceso de adaptación al Plan Bolonia y también en la Estrategia Universidad 2015, estos no van a ser los últimos ataques a la educación pública", dijo el portavoz de AGIR.