• Domingo, 18 de Febrero de 2018

Sito Miñanco cae en una macrooperación antidroga con un agente herido de bala

La Policía Nacional detuvo ayer al histórico narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, y al hijastro de otro viejo conocido de la lucha antidroga y también con antecedentes por narcotráfico, el vilagarciano David Pérez Lago.

Sito Miñanco cae en una macrooperación antidroga con un agente herido de bala
Agentes de la UIP de la Policía Nacional y de la Local de Cambados ante un astillero registrado ayer en el marco de la operación Mito | gonzalo salgado
Agentes de la UIP de la Policía Nacional y de la Local de Cambados ante un astillero registrado ayer en el marco de la operación Mito | gonzalo salgado

La Policía Nacional detuvo ayer al histórico narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, y al hijastro de otro viejo conocido de la lucha antidroga y también con antecedentes por narcotráfico, el vilagarciano David Pérez Lago. Fue en el marco de la Operación Mito que se ha desarrolla en Galicia, Madrid y Andalucía para la desarticulación de un importante grupo dedicado al tráfico de cocaína y al blanqueo de capitales. En la nómina de detenidos también aparecen su hija mayor, su lugarteniente y otro capo gallego.
La investigación está dirigida por la Audiencia Nacional y al cierre de esta edición se habían producido 29 detenciones, aunque estaban previstas hasta 40 y cerca de medio centenar de registros en domicilios y empresas. En los realizados en una nave de un club de tiro de Alpedrete –al norte de Madrid– resultaron heridos dos agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GEO). Uno de los supuestos narcos les recibió a tiros y un policía recibió un balazo en un hombro, aunque se encuentra estable tras ser intervenido en el Hospital Puerta del Hierro. Otro compañero recibió un impacto en el chaleco y uno de lo presuntos narcos, cuatro en las extremidades, pero tampoco se teme por su vida.
En la capital fueron arrestadas seis personas. Entre ellos, la mano derecha del cambadés: Luis Enrique García Arango, un colombiano afincado en Madrid. Lo conoció en prisión y en un ocasión le pidió dinero para un “negocio legal”, según relató el propio Sito Miñanco hace años en un juicio donde fue acusado de dirigir el transporte de cinco toneladas de cocaína. Finalmente se le condenó a 16 años y a su “lugarteniente” a 15 años de prisión.

Dos años de investigación
Por su parte, Prado Bugallo fue capturado por la mañana cuando salía del Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras (Cádiz) donde tiene que dormir diariamente –en cumplimiento del régimen de semilibertad del que disfrutaba– y se dirigía hacia el aparcamiento donde trabaja. Según fuentes conocedoras del caso, los agentes lo sitúan como el cabecilla de una red encargada de introducir cocaína y se estaría estudiando su presunta vinculación con un alijo de algo más de tres toneladas. Se le investiga desde hace un par de años, cuando empezó a disfrutar de sus primeros permisos penitenciarios al haber cumplido las tres cuartas partes de su última condena.
Los registros se dejaron notar en O Salnés y sobre todo en su localidad natal. En concreto, en una vivienda relacionada con la familia ,ubicada en la zona de Hospital, un astillero en O Facho (Castrelo), una nave del polígono de Sete Pías y la inmobiliaria San Saturnino, presuntamente regentada por la hija mayor de Miñanco y que la Fiscalía vincula con otro caso de blanqueo de capitales que, precisamente, iba a sentar al cambadés y a familiares suyos en el banquillo de los acusados en los próximos días. Según la agencia Efe, Rosa María Prado Pouso, fue detenida en estas actuaciones.

Galicia, Madrid y Andalucía
En la provincia de Pontevedra, los arrestados ascendieron a 10 y entre ellos estaba el hijastro de otro histórico, Laureano Oubiña, y Ramiro Somoza, otro viejo conocido de la lucha antidroga. Desde 1993 se le relacionado con importantes alijos. El resto de provincias con detenciones son Málaga (7), Cádiz (5) y Sevilla (1),
Las pesquisas están dirigidas por la jueza Carmen Lamela y son desarrolladas por agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) 32 y 33 y los Grupos de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (Greco) de la Costa del Sol y de Galicia.
En los registros también prestaron servicio agentes de la UIP y de la Unidad Canina que participó en, al menos, la inspección de un chalé de la urbanización de O Rial, en Vilagarcía. También se recibió apoyo aéreo. Un helicóptero estuvo sobrevolando la ría durante toda la mañana –incluso se pudo ver en los municipios del norte– y hubo presencia policial en otras villas como Ribadumia.