Sanidade atribuye a los datos falsos las protestas contra la reforma

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, defendió que la reforma de la Lei de Saúde servirá para adaptar “a los tiempos” el sistema sanitario, a la vez que censuró los “datos falsos”

Sanidade atribuye a los datos falsos las protestas contra la reforma
Vista general de la manifestación que ayer recorrió Santiago | óscar corral (efe)
Vista general de la manifestación que ayer recorrió Santiago | óscar corral (efe)

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, defendió que la reforma de la Lei de Saúde servirá para adaptar “a los tiempos” el sistema sanitario, a la vez que censuró los “datos falsos” sobre los que, dice, se sustentan las movilizaciones y críticas vertidas desde plataformas y partidos contra los cambios en el Sergas.
Almuiña concedió ayer una entrevista a Radio Nacional de España en la que aseguró que el sistema público sanitario goza de “buena salud” en Galicia, ya que está “comparativamente a un nivel alto”, aunque reconoce que “eso no significa que no haya cosas que mejorar”.
Estas declaraciones del titular de Sanidade se producían mientras miles de personas se manifestaban en Santiago en contra de los “recortes” en sanidad y para pedir la paralización de la reforma de la Lei de Saúde, que inicia esta semana su tramitación parlamentaria.

Mejorar el sistema
Para el conselleiro, las plataformas convocantes de esta movilización parten de “datos falsos” y los invitó a articular “una discusión ordenada” en la búsqueda de “mejorar” el sistema.
En esta línea, reiteró que la nueva Lei de Saúde “trata de consolidar” un modelo implantado “hace cinco o seis años” que, a su juicio, sirvió para “mejorar” el sistema sanitario en Galicia.
“En aquel momento los mismos que convocan las manifestaciones ayer decían que se iban a cerrar los hospitales comarcales. Pasaron cinco o seis años y lo que se vio es que los servicios se incrementaron y se hicieron obras de mejora y ampliación”, dijo.

Asimismo, apuntó que con la nueva normativa las áreas sanitarias “no desaparecen” sino que se les “cambia el nombre” para que “los 14 distritos queden blindados por ley”.
Por otra parte, Vázquez Almuiña negó que pase por su cabeza la idea de la dimisión por el rechazo a la reforma de la Lei de Saúde, un proyecto en el que tiene depositada “mucha ilusión”, aunque aclara que está “a disposición” de lo que el jefe del Ejecutivo, Alberto Núñez Feijóo, “decida”.
En cuanto a las listas de espera, el conselleiro cree que “lo importante no es el número de pacientes que esté esperando”, sino “el tiempo” que tarde el sistema “en dar respuesta”.
En este sentido, incidió en que en la actualidad Galicia presenta “el mejor dato” en los tiempos de espera “desde que hay registros”, lo que hace que la Comunidad gallega se sitúe “en el cuarto lugar” de la clasificación de comunidades en este ámbito.
En el mismo sentido se pronunció el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, quien considera que la manifestación de ayer tiene como “fin obtener réditos electorales” y desgastar al Gobierno gallego en base a “datos falsos” que “no se ajustan a la realidad” y pueden “generar desconfianzas en la sanidad pública”.
Fernández-Campa acusó a los partidos de la oposición que apoyan la movilización de usar la sanidad “para hacer política”.
“Hay muchas cosas que se han dicho que no se ajustan a la realidad y que pueden generar una serie de desconfianzas en la sanidad pública”, incidió Fernández-Campa, que añadió que estas prácticas “totalmente inexactas” son “algo muy continuado”.