2:27 h. Viernes, 19 de diciembre de 2014

 

Rueda reitera que el arbitraje debe ser la vía a seguir para los preferentistas

| Actualizado 07 Julio 2013 - 02:31 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
la policía dialoga con afectados por las prefrerentes para que abandonen la calzada en una de las manifestaciones efe/lavandeira jr
la policía dialoga con afectados por las prefrerentes para que abandonen la calzada en una de las manifestaciones efe/lavandeira jr

El arbitraje debe continuar mientras siga habiendo afectados. Así de claro se expresó ayer el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien apuntó la vía de los laudos que “tiene que seguir siendo una vía abierta”.
En el acto en A Coruña de la entrega de las credenciales de la Fundación Barrié para que 45 jóvenes cursen estudios de postgrado en centros de referencia en el extranjero, el vicepresidente fue consultado por los periodistas sobre la decisión de la entidad de “finalizar” este proceso tal y como explicó el consejero delegado de NG Banco, César González-Bueno, durante su comparecencia en la comisión de investigación de las cajas.
“Seguimos insistiendo en que el arbitraje tiene que seguir siendo una vía abierta y vamos a seguir diciéndolo porque creemos que es necesario”, insistió.
“En todo caso”, matizó, la Xunta “garantizará todo el apoyo que se le puede dar a aquellos afectados de las preferentes que decidan acudir a la vía judicial”.

hacia el futuro
Con respecto al futuro de la entidad gallega y al plan de su presidente José María Castellano sobre la entrada de inversores extranjeros, el número dos de la Xunta afirmó que contará con el visto bueno del Ejecutivo siempre y cuando cumpla con cuestiones de “rentabilidad” y de “permanencia del carácter gallego” para que “los intereses” de Galicia “estén presentes”.
“Todo aquello que vaya encaminado a la permanencia del proceso y a la permanencia del carácter gallego” de la entidad “va a tener el apoyo de la Xunta”, señaló el vicepresidente.
Rueda también se refirió ayer a la propuesta del secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, de llevar ante los tribunales el “saqueo financiero” de Galicia. Sobre este asunto, Rueda criticó el “interés” de Vázquez en la comisión de investigación.
De esta forma, recordó que el socialista solo acudió a una jornada de la misma. “Llama la atención que el único día que asistió Vázquez de todas las sesiones que hubo de esta comisión fuese el viernes y que, ni siquiera cuando comparecieron Méndez y Gayoso, encontrase tiempo para acudir”, censuró antes de señalar que “él sabrá la decisión que tiene que tomar, pero su presencia en una única sesión es muestra de la poca seriedad con la que tomó este asunto”.

"suficiente Luz"
Por su parte, el presidente de la comisión de investigación del proceso de fusión de las cajas, Miguel Santalices, afirmó que las comparecencias ante este órgano han aportado “suficiente luz” para la fase que ahora se inicia de elaboración de un dictamen, que será finalmente remitido al pleno de la Cámara.
La comisión concluyó el viernes la fase de comparecencias, a falta de las respuestas de las tres personas que sugirieron responder por escrito, el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez; el comisario europeo Joaquín Almunia; y la exconselleira de Facenda Marta Fernández Currás.
De manera inmediata, recibirán un cuestionario y se les planteará un “plazo breve” para que respondan y se pueda incorporar esta información al conjunto de la documentación recabada por la comisión, recordó Santalices.
Tras expresar su agradecimiento a los portavoces a los que reconoció que impuso un ritmo “quizás un poco acelerado”, valoró el desarrollo de esta fase, en la que “se dijeron muchísimas cosas” y “se podrá decir cualquier cosa menos que no hubo posibilidad de conseguir información, porque hubo absoluta libertad para preguntar”.
Apuntó, además, que ejerció su labor con “mucha flexibilidad”, especialmente en las comparecencias de los afectados por las preferentes, cuyo testimonio calificó de “desgarrador” y de “cierta dureza”, que, no obstante, “hay que entender, porque hay que estar en su piel para saber lo que están pasando”.
“Los preferentistas –insistió–expusieron con toda crudeza el tema, pero fueron muy educados, dentro del mensaje que nos querían lanzar”.
Santalices señaló la ausencia de incidentes en las sesiones y el respeto con que se trató a los comparecientes y entre los portavoces, aunque en ocasiones, como ante los directivos, “fueron duros en sus preguntas, pero también era su función”, indicó.
Apuntó la complejidad del asunto y las numerosas facetas que confluyeron en él, desde el ámbito jurídico, político, económico y financiero o los vinculados al futuro de la obra social y la viabilidad del nuevo banco.
Para Santalices, esta fase “aportó mucha información”, al margen de las discrepancias sobre la consideración de parte de  la información recibida, y valoró que los comparecientes tuviesen que “contar la verdad”, porque, aunque se pueden callar algunas cuestiones, si se demuestra que se dijo algo que no es cierto, “les sería de aplicación el Código Penal”, recordó.