• Sábado, 24 de Junio de 2017

Reimplantan con éxito en Vigo una mano seccionada en un accidente laboral

El equipo de Cirugía Plástica y Reconstructora del hospital Povisa, dirigido por el doctor Enrique Moledo, reimplantó la mano de un paciente que la perdió en un accidente laboral ocurrido durante la pasada Semana Santa.

Reimplantan con éxito en Vigo una mano seccionada en un accidente laboral
Vista de la fachada de Povisa, donde fue atendido el hombre | aec
Vista de la fachada de Povisa, donde fue atendido el hombre | aec

El equipo de Cirugía Plástica y Reconstructora del hospital Povisa, dirigido por el doctor Enrique Moledo, reimplantó la mano de un paciente que la perdió en un accidente laboral ocurrido durante la pasada Semana Santa.

Jesús Lago, albañil y carpintero de 53 años, informa Povisa en un comunicado, estaba trabajando la noche del Viernes Santo en su taller de As Nogais cuando la máquina de cortar madera que manipulaba le seccionó la palma de la mano izquierda, el accidente le dejó solo el pulgar.

Conservada en hielo
Este hombre logró pedir ayuda a sus familiares e indicarles que conservasen la extremidad perdida en hielo hasta que llegase la ambulancia que lo trasladó, en primera instancia, al hospital Lucus Augusti de Lugo, desde donde, al cabo de unas horas, fue derivado a Povisa.

Jesús Lago fue intervenido en Vigo en la mañana del sábado por un equipo dirigido por el doctor Moledo. A lo largo de siete horas, los cirujanos lograron reparar y unir venas, arterias, tendones, flexores y extensores, nervios y músculos de la mano.

La intervención resultó “un éxito”, según el equipo médico, y aunque el paciente tendrá que afrontar un largo periodo de rehabilitación, tres semanas después de que se produjera el accidente ya es capaz de mover ligeramente los dedos de su mano.

Previsiblemente, será dado de alta el próximo sábado.
La operación de Jesús Lago tuvo lugar un año después de que se aforntase con éxito el reimplante de brazo a un trabajador de las obras del AVE en Laza al que se le intervino en Povisa tras perder su extremidad mientras manipulaba una amasadora.

Hoy en día este hombre hace una “vida normal” e incluso es capaz de cargar pesos con el brazo operado, destacan los responsables del hospital vigués.