• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

El PSdeG cumple un año sin secretario xeral entre dudas sobre la gestora

“Una decisión libre, personal y responsable” que sería “lo mejor para el partido y para el país”. Así resumió hace justo un año José Ramón Gómez Besteiro las razones que le aconsejaban dejar la Secretaría Xeral del PSdeG, un cargo en el que aguantó una semana desde que la jueza Pilar de Lara decidió sumar seis delitos a los cuatro por los que ya le investigaba desde julio de 2015.

El PSdeG cumple un año sin secretario xeral entre dudas sobre la gestora
José Ramón Besteiro anuncia su dimisión	aec
José Ramón Besteiro anuncia su dimisión aec

“Una decisión libre, personal y responsable” que sería “lo mejor para el partido y para el país”. Así resumió hace justo un año José Ramón Gómez Besteiro las razones que le aconsejaban dejar la Secretaría Xeral del PSdeG, un cargo en el que aguantó una semana desde que la jueza Pilar de Lara decidió sumar seis delitos a los cuatro por los que ya le investigaba desde julio de 2015.
En esta coyuntura judicial, que coincidió en el tiempo con las negociaciones de Pedro Sánchez para intentar formar gobierno, Besteiro dejó el timón del partido a una gestora al frente de la cual Ferraz situó a su número dos, Pilar Cancela, quien asumió el encargo de dirigir el PSdeG durante seis meses. A punto de finalizar esta encomienda, se prorrogó su mandato durante medio año más.
Este segundo plazo se cumplió el día 9 y desde entonces la dirección interina del PSOE baraja cambios en su composición, crítica con la “inacción” que atribuye al equipo que dirige Pilar Cancela. Como prueba de ello, distintos socialistas señalan su “incapacidad” para atajar problemas surgidos en distintas agrupaciones.
A ello se suma la “falta de confianza” en la también diputada en el Congreso de los dirigentes instalados en Ferraz. “No se entienden”, sintetizó un destacado dirigente socialista, quien también pone el foco en que un año es “mucho tiempo sin dirección”, máxime cuando la gestora no está sirviendo de “refuerzo” y ni siquiera convocó una vez el máximo órgano entre congresos, el comité nacional.
Así, son muchos los socialistas que advierten de que el partido “ya no existe”. Con todo, los principales ataques a Cancela llegan desde la ciudad olívica, cuyos máximos exponentes –Abel Caballero y Carmela Silva– cuestionaron públicamente su legitimidad para seguir al frente del PSdeG tras el fracaso en los comicios autonómicos. Tanto es así que el propio regidor llegó a proponer a Ferraz una gestora alternativa liderada por la presidenta de la Diputación de Pontevedra.

caballero deja vía libre
Ahora que Caballero renunció a esa propuesta, hasta el punto de reconocer públicamente que “se quedó en el pasado”, la gestora federal decidió abrir una fase de consultas entre diferentes miembros del partido para intentar “contar con todos los sectores”. Sin embargo, esta operación no cuenta con el visto bueno de gran parte del partido, y la propia Cancela reivindica su gestión.
La organización de las primarias para elegir el candidato a la Xunta y la paulatina reducción de la deuda heredada por el propio Besteiro se suman a la “normalidad” que impera en el grupo parlamentario socialista y a la gestión “ordinaria” que se sigue llevando a cabo, dos aspectos estos últimos destacados por ella misma antes de expresar a los periodistas “tranquilidad” ante la posibilidad de ser relevada del cargo.
Pero más allá de las dudas que planean sobre la continuidad de la gallega al frente de la gestora del PSdeG, que algunas fuentes aseguran que se resolverán en un breve plazo con “un cambio total” de caras. n