• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

El presunto autor del incendio de Arbo ya había sido detenido por otros 46 fuegos

El detenido en el municipio pontevedrés de Arbo como presunto autor de una treintena de incendios forestales, A.F.D., de 39 años y vecino de esa localidad, ya había sido detenido en 2004 como presunto autor de otros 46 incendios, y en 2005 por el incendio “intencionado” de la vivienda de un familiar suyo.

El presunto autor del incendio de Arbo ya había sido detenido por otros 46 fuegos
El fuego arrasó el monte de la localidad y amenazó casas   reuters/m. vidal
El fuego arrasó el monte de la localidad y amenazó casas reuters/m. vidal

El detenido en el municipio pontevedrés de Arbo como presunto autor de una treintena de incendios forestales, A.F.D., de 39 años y vecino de esa localidad, ya había sido detenido en 2004 como presunto autor de otros 46 incendios, y en 2005 por el incendio “intencionado” de la vivienda de un familiar suyo.
Así lo comunicó la Guardia Civil, que indicó que el hombre fue detenido el miércoles por su supuesta autoría de 29 incendios forestales en los últimos cuatro años. De ellos, 10 ocurrieron en 2013, tres en 2014, seis en 2015 y otros 10 este año.
Algunos de los incendios forestales supusieron “un serio peligro” por su proximidad a los núcleos urbanos. Así, entre los incendios de este 2016, se encuentran dos que el pasado mes de agosto obligaron a activar el nivel 2 de alerta por la cercanía de las llamas a las viviendas.
A partir de estos hechos, el equipo de investigación de incendios del Seprona de Tui, en coordinación con los efectivos del Puesto de la Guardia Civil de Arbo, inició las pesquisas que permitieron concluir que todos los incendios habían sido provocados y tenían como punto de inicio las proximidades y pistas cercanas al domicilio del hombre detenido.
Tras su detención, el hombre pasó en la mañana de ayer a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Ponteareas, que decretó su puesta en libertad con la obligación de comparecer en el juzgado cada quince días.
Según informaron fuentes judiciales, el hombre está investigado por un supuesto delito de incendio forestal y está acusado por una treintena de fuegos que se registraron en los últimos cuatro años en la zona. Además, se le impusieron otras medidas relacionadas con la posesión de objetos que podrían provocar fuegos forestales.