• Viernes, 20 de Octubre de 2017

Pontón cree que el Gobierno de la Xunta está “desconectado” de las necesidades de Galicia

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, aseguró que en Galicia “no hay Gobierno” porque está “absolutamente desconectado de las necesidades del país” y “en la práctica está convertido en el gabinete electoral (del PP) para la próximas elecciones municipales”. Pontón analizó la situación política a una semana de la celebración de la XVI Asamblea Nacional, la de la refundación del proyecto nacionalista, cuando se conmemoran 35 años de su nacimiento, y en la que, con toda probabilidad, revalidará el cargo que desempeña desde hace un año.

Pontón cree que el Gobierno de la Xunta está “desconectado” de las necesidades de Galicia
La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón	EFE/Lavandeira jr
La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón EFE/Lavandeira jr

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, aseguró que en Galicia “no hay Gobierno” porque está “absolutamente desconectado de las necesidades del país” y “en la práctica está convertido en el gabinete electoral (del PP) para la próximas elecciones municipales”. Pontón analizó la situación política a una semana de la celebración de la XVI Asamblea Nacional, la de la refundación del proyecto nacionalista, cuando se conmemoran 35 años de su nacimiento, y en la que, con toda probabilidad, revalidará el cargo que desempeña desde hace un año.
Además de críticas al Gobierno gallego y al PP, la dirigente nacionalista defendió “la soberanía de los pueblos frente al avance neoliberal que en la práctica hace que las decisiones residan en las grandes transnacionales y en la banca”.
Respecto a Galicia y a su presidente, Alberto Núñez Feijóo, Pontón tachó de “irresponsabilidad” la actitud de la Xunta, a la que le atribuye tener un “único objetivo: que el PP gobierne en las próximas elecciones municipales. Y eso lo vamos a acabar pagando en los próximos años”.
Aseguró que lo importante en este momento de cambio de modelo, de paradigma, y en el que Galicia “sale muy tocada de la crisis”, lo que hacía falta más que nunca es un horizonte estratégico, apostar por la innovación, un plan real para recuperar la capacidad productiva, “porque cada vez producimos menos y no queremos ser un país low cost”, dijo. 

“ante el espejo”
Considera que las críticas que recibe su formación por parte del presidente gallego, a quien considera “heredero” de José María Aznar por su profundo “antinacionalismo”, es porque su formación lo pone “ante el espejo” y porque lo que le queda es “gestionar su frustración de no haber podido presentarse en Madrid, no poder ir allí y tener que estar aquí sin horizontes”. Respecto a la relación con otras fuerzas de la oposición, En Marea y el PSdeG, sostiene que más allá de las distintas visiones que tengan de llevar a cabo sus objetivos, por parte del BNG no se van a “equivocar de enemigo, que es la derecha, el PP”. De hecho, censura la actitud del partido de Núñez Feijóo en el Parlamento, a cuyos portavoces achaca que acudan a “embarrar” el debate y a “insultar” a los grupos de la oposición.
“No vamos a colaborar a hacer de esto un Sálvame Deluxe, a desprestigiar el Parlamento para transmitir que lo que pasa aquí no importa”, aseguró Pontón.
La portavoz nacionalista afirmó que le “duele” la decisión de exidirigentes del BNG de abandonar la organización, como ha hecho esta semana Xavier Vence y anteriormente lo hicieron otros como Anxo Quintana, Xosé Manuel Beiras o Carlos Aymerich, si bien dijo que respeta sus decisiones. Insistió en que el BNG debe trabajar “para conseguir ser la referencia de todas las personas que quieren que se produzca un cambio en el país y para hacer del nacionalismo una fuerza mayoritaria en Galicia”, que es el “objetivo” con el que afrontan la nueva etapa: “recuperar apoyo social, electoral y la conciencia y autoestima de país, uno de los retos más importantes”.

soberanía
La líder nacionalista defendió su concepción de la soberanía y la forma de ejercerla, y reclamó para Galicia, para los pueblos, el derecho a decidir. 
“Para mí en este momento esa es una de las claves del debate y el gran talón de Aquiles de la democracia española, que no es capaz de asumir que España no es una nación única, sino que conviven, existen, varios pueblos, naciones, y que tienen derecho a decidir y que no pueden estar con un corsé de una Constitución decidida en el año 1978 en una Transición, desde mi punto de vista, fraudulenta, en un momento en el que el Régimen no garantiza lo más importante para las personas: un futuro y un horizonte de vida dignos”, dijo. n