• Domingo, 11 de Diciembre de 2016

Los peritos de la aseguradora de Renfe dicen que no se hizo un un análisis obligatorio de riesgo

Los peritos de QBE, la aseguradora de Renfe, se ratificaron ayer en sus informes, en los que advierten de que el riesgo en la curva de Angrois, donde descarriló un tren Alvia en 2013, no era tolerable, y aseguraron que era obligatorio un análisis integral que no se hizo.

Los peritos de la aseguradora de Renfe dicen que no se hizo un un análisis obligatorio de riesgo
Un grupo de víctimas del descarrilamiento, durante una protesta 	aig
Un grupo de víctimas del descarrilamiento, durante una protesta aig

Los peritos de QBE, la aseguradora de Renfe, se ratificaron ayer en sus informes, en los que advierten de que el riesgo en la curva de Angrois, donde descarriló un tren Alvia en 2013, no era tolerable, y aseguraron que era obligatorio un análisis integral que no se hizo.
Así lo señaló el abogado del maquinista, Manuel Prieto, en declaraciones a los medios de comunicación tras una hora y media de comparecencia de los expertos Frans Heijnen y James Robert Catmur.
Su declaración ante el juez y los abogados de las partes terminó poco antes del mediodía y hubob un pequeño receso, tras el que la jornada continuó con la comparecencia de Enrique Castillo Ron, catedrático al que un perito judicial encargó otro informe para la causa.

careo
Además, Heijnen y Catmur permanecen en los juzgados compostelanos a la espera de que el juez que instruye la causa, el titular del número 3 de instrucción, Andrés Lago Louro, decida si finalmente accede o no al careo entre los tres especialistas que solicitó QBE.
“No existe ningún análisis de riesgo hecho de la zona del accidente, incluido en los nuevos documentos, aunque –Adif– dice que presenta el documento 14 como análisis de riesgo del enclavamiento de Santiago, no es de Santiago, es una revisión anterior de O Irixo; han duplicado en O Irixo dos cosas, dos documentos, y han presentado cada uno de una forma distinta”, denunció el letrado que defiende al conductor Francisco Garzón Amo, en este momento único imputado en la causa.

una persona
“Queda ratificado que ahí la seguridad no existía, se había quedado exclusivamente en manos del maquinista”, añadió Prieto. A su juicio, de hecho, “el factor humano es uno de los elementos que hay que valorar”, puesto que “no se puede dejar la seguridad exclusivamente a lo que pueda hacer un maquinista que no deja de ser una persona”. “Para eso están los elementos de la tecnología y los controles para que se hubiesen evitado ese accidente”, añadió.
Además, el abogado de Garzón ha destacado que este fue el “primer accidente con fallecidos de la alta velocidad española” y el primero en Europa “en que el 100% de las personas que iban a bordo sufrieron lesión o fallecieron”. “Eso da la clave de la especialidad de la curva que se había dejado sin ningún sistema de seguridad”, subrayó. Para la defensa, está “clarísimo que hay una responsabilidad de Adif de omisión de medidas de seguridad”, por lo que espera que fiscal y juez “cambien de decisión”.