• Jueves, 29 de Septiembre de 2016

El percebeiro accidentado en la costa de Laxe y Cabana fue enviado al Chuac

El percebeiro de 35 años que el pasado martes resultó herido de gravedad al caer en una zona de acantilados de la parroquia cabanesa de Cánduas en la que estaba faenando junto a un compañero, continúa ingresado en la UCI del Chuac coruñés.

El percebeiro accidentado en la costa de Laxe y Cabana fue enviado al Chuac

El percebeiro de 35 años que el pasado martes resultó herido de gravedad al caer en una zona de acantilados de la parroquia cabanesa de Cánduas en la que estaba faenando junto a un compañero, continúa ingresado en la UCI del Chuac coruñés. Fuentes de la Cofradía de Pescadores de Laxe señalaron que el mariscador está fuera de peligro, aunque la gravedad de las heridas que presentaba hicieron que desde el hospital Virxe da Xunqueira, al que fue evacuado en un primer momento, lo derivasen al Chuac coruñés en la misma jornada en la que se produjo el accidente.
Aunque reside en Malpica, el accidentado forma parte de la tripulación del barco laxense “Novo Modes”, perteneciente al sector de artes menores y que se dedica a la captura de percebes, erizo o longueirón. El percance laboral ocurrió en la costa cabanesa de Canduas, en una zona situada entre Punta Mundiña y Punta Padrón. Como consecuencia de la caída, el trabajador sufrió un fuerte traumatismo craneal, con un coágulo incluido, y diversas contusiones.
Para auxiliarlo fue necesario movilizar a numerosos medios, entre ellos los Bomberos de Carballo y el GES de Ponteceso, así como a dos helicópteros, uno medicalizado y otro de rescate, que fue finalmente el encargado de izar al herido con la ayuda de un cable y un rescatador, dado que al tratarse de una zona escarpada resultaba imposible el rescate por tierra.

Camiño dos Faros
El colectivo Camiño dos Faros se hizo ayer eco del suceso y destacó que la limpieza de esta ruta de senderismo que discurre por la costa entre Malpica y Fisterra, fue clave precisamente para que los equipos de auxilio pudiesen llegar hasta el lugar en el que cayó el percebeiro.
El propio responsable del GES de Ponteceso, Rubén Pérez Cotelo se encargaría de atestiguarlo: “Paró nós é básico o Camiño dos Faros. Foino o martes, cando nos permitiu abordar o rescate e chegar ao punto por dous sitios distintos, e foino tamén cando un pescador caera ao mar en Nariga, porque poidemos peinar a zona sen dificultade”.
Rubén Pérez otorga una gran importancia al hecho de que estos antiguos caminos de pescadores estén limpios “porque permitirán abordar moitísimo mellor todas as emerxencias que xurdan na costa. Grazas a elo, sempre imos chegar antes”. Se comprueba así que la aportación de Camiño dos Faros no se limita a la labor de promoción del territorio, apartado en el que ha contribuido a popularizar esta ruta de senderismo de 200 kilómetros que pasa por los distintos faros de la Costa da Morte.