• Domingo, 25 de Febrero de 2018

La oposición considera que la reestructuración de otras deudas autonómicas castiga a Galicia

Los grupos parlamentarios de En Marea, el PSdeG-PSOE y el BNG consideraron ayer que la reestructuración de las deudas de otras comunidades autónomas implica un castigo a Galicia, mientras que el PPdeG cree que es un trámite habitual que no premia a “los malos gestores”.

La oposición considera que la reestructuración de otras deudas autonómicas castiga a Galicia
El presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero, junto a miembros de la federación y cargos públicos | s. sas (efe)
El presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, Abel Caballero, junto a miembros de la federación y cargos públicos | s. sas (efe)

Los grupos parlamentarios de En Marea, el PSdeG-PSOE y el BNG consideraron ayer que la reestructuración de las deudas de otras comunidades autónomas implica un castigo a Galicia, mientras que el PPdeG cree que es un trámite habitual que no premia a “los malos gestores”.
El Gobierno confirmó el lunes a los barones regionales del PP que no habrá quitas de deuda a las comunidades autónomas, sobre lo que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, opinó que las comunidades que tienen deuda la tienen que pagar. Otra cuestión distinta, agregó, es que se “busquen mecanismos” para reestructurarla o facilitar el pago en plazos, pero “condonar, perdonar o dejar sin efecto” la deuda ve que va “en contra de cualquier principio moral y económico”.
El viceportavoz del grupo parlamentario de En Marea, Antón Sánchez, sostuvo que la propuesta de reestructuración muestra que “la política de la gestión” de la Xunta “perjudicó enormemente” a Galicia “con los sucesivos recortes”. “Los únicos beneficiados de esta manera de proceder del señor Feijóo fueron los bancos”, aseguró al tiempo que detallaba que otras comunidades donde no se hicieron recortes y se mantuvieron servicios públicos “ahora saldrán beneficiadas”.
La portavoz del grupo parlamentario del BNG, Ana Pontón, abogó por un sistema de financiación que permita a Galicia recaudar todo lo que genera para mejorar sus servicios públicos, pues sostiene que el marco actual “discrimina” a la Comunidad.

Acerca de la reunió de los dirigentes populares, que calificó de “cita gastronómica”, consideró que es un “intento de cambio de relato” para “distorsionar la realidad” y cambiar la palabra “quita” por “reestructuración” igual que en su día –dijo– se habló de “ajustes” en lugar de “recortes”.
Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario del PSdeG-PSOE, Xoaquín Fernández Leiceaga, piensa que las declaraciones del lunes aportan “confusión”.
“El señor Montoro dice que no va a haber quitas pero al mismo tiempo dice que va a haber un trasvase de deuda desde la administración autonómica al Estado central. Está diciendo que sí va a haber quitas”, subrayó. Así, se preguntó “cuándo se va a abordar la reforma del sistema de financiación autonómica”, puesto que ahora “hay una ventana de oportunidad” que “se va a cerrar en verano”.