• Miércoles, 26 de Abril de 2017

Noriega considera “lamentable” la bronca durante la intervención de Beiras en la asamblea de Anova

El coportavoz saliente de Anova, Martiño Noriega, calificó de “lamentable” la bronca ocurrida durante la III Asamblea Nacional que Anova celebró en Pontevedra y que considera que “no reflejan lo que fue” un plenario “absolutamente tranquilo”.

Noriega considera “lamentable” la bronca durante la intervención de Beiras en la asamblea de Anova
Momento en el que se produjo el enfrentamiento	ep
Momento en el que se produjo el enfrentamiento ep

El coportavoz saliente de Anova, Martiño Noriega, calificó de “lamentable” la bronca ocurrida durante la III Asamblea Nacional que Anova celebró en Pontevedra y que considera que “no reflejan lo que fue” un plenario “absolutamente tranquilo”.
En su opinión, los hechos fueron “contradictorios” con la tranquilidad tanto “del debate de los textos” como de la “propia existencia de una lista única” para renovar los órganos de dirección. “Por lo tanto, esa es la única valoración que tengo, más allá de que, evidentemente, ni me agradaron a mi ni a los hombres y mujeres que allí estábamos”, subrayó el también regidor compostelano en relación a la bronca entre exmilitantes de la FPG y de Xeira.
Por su parte, en una entrevista concedida a la Radio Galega, uno de los fundadores de la Frente Popular Galega (FPG) –que ahora ya no forma parte los órganos de dirección de esta organización–, Mariano Abalo, también coincidió con el regidor compostelano al considerar que estos hechos “desafortunados” fueron “aislados”.
Por su parte, la organización juvenil Xeira separó de la militancia de forma temporal a los jóvenes que participaron el sábado en la bronca y pidió disculpas por el “daño” que pudiesen haber ocasionado al “movimiento popular”. En un comunicado publicado en su página web, Xeira muestra su “profundo rechazo y desaprobación” ante unas conductas que califica de “intolerables” y que, según indica, “en ningún caso pueden eclipsar el buen funcionamiento y la cordialidad general en la que transcurrió la asamblea”. “Por muy agresivas que sean las provocaciones, insultos y amenazas, no es de recibo, por parte de ninguna persona que acredite en la emancipación, caer ni verse envuelto, y por lo tanto, alimentar y reproducir esas conductas tóxicas, de las cuales nos desmarcamos como organización con la consecuente separación inmediata de la militancia de nuestra organización de quien tuvo prácticas antiéticas”, indicó.
Por su parte, un militante de Ourense que participó en la bronca ha pedido la baja en Anova para “no dañar a la organización” después de su comportamiento. De ello informaron a Europa Press fuentes de la formación nacionalista, que explicaron que el ya exmilitante, que propinó una patada a otro miembro de Anova, solicitó voluntariamente la baja toda vez que los órganos de la formación están en funciones y no pueden tomar este tipo de decisiones. n