Un monitor acepta una pena de cinco años por grabar a menores desnudos

Un monitor de tiempo libre aceptó en la jornada de ayer una condena de cinco años de prisión por un delito de pornografía infantil,

Un monitor acepta una pena de cinco años por grabar a menores desnudos
El acusado durante el juicio que se celebró en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial | xoán rey (efe)
El acusado durante el juicio que se celebró en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial | xoán rey (efe)

Un monitor de tiempo libre aceptó en la jornada de ayer una condena de cinco años de prisión por un delito de pornografía infantil, después de admitir como hechos probados que grabó a menores con una cámara oculta, además de poseer y distribuir abundante pornografía infantil.
De este modo, la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a cinco años de cárcel a Jorge F., vecino de l ayuntamiento coruñés de Dodro, que ya se encontraba en prisión preventiva desde marzo de 2017 y afrontaba una petición de un total de diez años, que finalmente se ha quedado en la mitad.
El caso en cuestión se conoció tras la operación contra la pornografía infantil llevada a cabo por el grupo de delitos telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en la que se detuvo también a otro hombre en Málaga.

Foros sospechosos
Los investigadores habían detectado la existencia de usuarios españoles que participaban en foros sospechosos de cometer los delitos de corrupción de menores y atentados contra su intimidad.
Según recoge el escrito de acusación, el detenido, que poseía plena conciencia de la naturaleza del material de carácter pornográfico que poseía o que se había bajado de internet, facilitó el acceso y compartió, con terceros que todavía no han podido ser identificados, la posibilidad de ver, descargar e intercambiar, en diferentes ocasiones, hasta 58 archivos pertenecientes a grabaciones a menores con los que trabajaba, utilizando cámaras ocultas instaladas en el vestuario de un polideportivo.
Asimismo, el acusado, como parte del equipo de monitores de tiempo libre de un parque de animaciones multiaventura, el 3 de septiembre de 2016 hizo tres grabaciones de menores de edad de entre 10 y 12 años en bañador en un parque acuático, y otro vídeo más en los vestuarios masculinos donde aparecen estos menores completamente desnudos.
Entre el material que se ha requisado en esta operación existen, además, diversas piezas audiovisuales en las que aparecen menores cuya edad es notoriamente inferior a 16 años y en las imágenes se ven prácticas sexuales entre los niños y otras protagonizadas por adultos con niños.