• Miércoles, 21 de Febrero de 2018

La ley de administración digital abre el camino hacia el fin de los papeles

Galicia se dotará de una ley de administración digital que permitirá reducir la burocracia, evitar que haya que aportar documentos de forma reiterativa, y también automatizar procesos con el fin de que la Administración autonómica pueda “adelantarse” a las necesidades de los ciudadanos y ser capaces proporcionarles una respuesta “en menor tiempo y con mayor eficacia”.

La ley de administración digital abre el camino hacia el fin de los papeles
Feijóo explica las decisiones del Consello durante la rueda de prensa posterior | lavandeira jr (efe)
Feijóo explica las decisiones del Consello durante la rueda de prensa posterior | lavandeira jr (efe)

Galicia se dotará de una ley de administración digital que permitirá reducir la burocracia, evitar que haya que aportar documentos de forma reiterativa, y también automatizar procesos con el fin de que la Administración autonómica pueda “adelantarse” a las necesidades de los ciudadanos y ser capaces proporcionarles una respuesta “en menor tiempo y con mayor eficacia”.
Al término del Consello de la Xunta, que analizó ayer el anteproyecto legislativo, el jefe del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, detalló varios aspectos de esta norma cuyo periodo de alegaciones arranca.
“Con este texto seguimos cumpliendo el calendario legislativo que nos dimos a principios de legislatura; Vamos a darle rango de ley a la modernización interna y externa de la Xunta”, proclamó Feijóo, quien se reafirmó en el objetivo de que la Administración autonómica pueda trabajar con “cero” papeles a partir de 2020.

Mejorar las exigencias
La aprobación de este anteproyecto supone la adaptación de la Administración gallega a las obligaciones establecidas en la normativa estatal, pero también aspira a mejorar estas exigencias y “consolidarlas en rango de ley”.
La futura norma, estructurada en ocho títulos y 127 artículos, se regirá por tres principios básicos: que cada ciudadano no tenga que aportar los mismos datos más de una vez, que la Administración emplee “proactivamente” la información de la que dispone para adelantarse a las necesidades de los ciudadanos y la automatización de procesos.
La ley consolida la sede electrónica de la Xunta como punto de acceso “único, sencillo y accesible” en la red a cualquier recurso o servicio de la Administración.
También da especial relevancia a la “carpeta del ciudadano”, que en la nueva sede ya se configura como el espacio privado de ciudadanos y de empresas, en el que pueden gestionar toda la información referente a sus trámites administrativos y consultar el estado de los mismos “con todas las garantías de seguridad”.

Información personal
Además, en la carpeta estará toda la información de carácter personal y administrativo disponible en la Administración pública de forma ordenada y sencilla: los datos personales, los expedientes, los poderes, las notificaciones electrónicas y resoluciones de actos administrativos.
Con base en esta información, la Administración podrá prestar servicios personalizados y “proactivos”, basados en el principio de “solo una vez”, es decir, evitando reclamar la petición de aquella documentación que ya consta en la carpeta del ciudadano.
Entre las principales novedades de la ley está la transformación de las actuales oficinas de registro en una red de oficinas de atención a la ciudadanía en las que se prestará asistencia a los ciudadanos en las gestiones en línea con la Administración, tanto en la presentación de escritos, solicitudes y documentación, como en la tramitación de la identificación digital o en la formalización de poderes de representación.
También se establece la puesta en marcha de la figura del funcionario habilitado, que posibilitará que una persona autorizada o un funcionario pueda realizar trámites telemáticos en nombre 
de otra persona. l