• Sábado, 16 de Diciembre de 2017

Leiceaga replica a Villoslada que "debilitar" al portavoz de su partido "solo favorece al PP"

El excandidato retirado reivindica su “biografía progresista” y defiende su pacto con Caballero

Leiceaga replica a Villoslada que "debilitar" al portavoz de su partido "solo favorece al PP"
Leiceaga llega a una rueda de prensa | xoan rey (efe)
Leiceaga llega a una rueda de prensa | xoan rey (efe)

El portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, reivindicó ayer su “biografía” de “defensa de posiciones políticas progresistas y de izquierdas” sin que se pueda encontrar en ella ninguna “sombra” o “duda” en este sentido, al tiempo que afeó a su compañero de escaño Juan Díaz Villoslada que busque “debilitarle” dos días antes del debate sobre el Estado de la Autonomía.

Después de que este candidato a las primarias del PSdeG criticase el pacto sellado entre Leiceaga y Gonzalo Caballero para liderar el partido y cargase con dureza contra el portavoz, identificándolo con la “apuesta del PP”, Leiceaga consideró que este tipo de declaraciones son “poco responsables” en vísperas del debate sobre política general. “Esto solo favorece al PP y a Feijóo”, dijo.

Pero más allá de lamentar que se “debilite” la figura del portavoz, lo que Leiceaga dejó claro es que toda su trayectoria está marcada por el compromiso con las ideas “progresistas” y “de izquierdas”. “Cada uno es dueño de su biografía, y yo de la mía”, sentenció, como una velada alusión al paso de Villoslada por una subdirección xeral en la etapa de Manuel Fraga, que denunció en su día Gonzalo Caballero.

Finalmente, para remachar lo “absurdo” de los comentarios del ourensano afincado en A Coruña sobre que el PP preferiría ver a Leiceaga al frente del PSdeG, el portavoz socialista en O Hórreo recordó que los populares vetaron hace dos años y medio que él pudiese formar parte del Consello de Contas, una cuestión que “no prosperó” por la oposición del partido mayoritario.

Un absurdo

Sin abandonar las cuestiones orgánicas, cuestionado por los periodistas sobre su acuerdo con Gonzalo Caballero, recordó que él defendió que era “absurdo” hablar de retiradas antes de iniciarse el proceso, pero que ya desde principios de septiembre siempre señaló que “el pacto era una de las opciones” posibles.

Y, para rebatir las acusaciones de fraude a la militancia, subrayó que Pedro Sánchez también propuso una alianza a Patxi López para vencer a Susana Díaz una vez superada la fase de avales de las primarias del PSOE.

A renglón seguido, Leiceaga destacó que “mucha gente” consideró su paso atrás en favor del vigués como “una opción positiva y favorable”, como atestiguan, dijo, “las múltiples llamadas y mensajes” que está recibiendo.

Por último, tras sostener que no está planteada la posibilidad de que algún diputado por Pontevedra renuncie para dejar su escaño a Gonzalo Caballero en caso de ganar las primarias, respondió que respeta, aunque no comparte, las críticas del presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, a su pacto con Caballero.

A las críticas se sumó ayer el alcalde de Monforte (Lugo), el socialista José Tomé, quien consideró que el acuerdo “no está justificado ni responde a los intereses” del partido.

“Lo vería bien si alguno tuviese dificultades para conseguir los avales, pero no estando los tres más o menos igualados”, sostuvo al tiempo que hizo hincapié en que “el sentido común” aconseja “someterse” al veredicto de la militancia cuando se logró superar el umbral de firmas necesario para concurrir a las primarias.

Así las cosas, puso en duda que los dos aspirantes que pactaron tuviesen “un proyecto para el partido”, pues cejaron en su empeño de llevarlo a cabo, o que su número de avales se correspondiese con los votos que esperaban. “Veían peligrar la victoria e hicieron un frente común contra el otro candidato”, dijo.