• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Interceptado dos veces en un día un vecino de Santiago que conducía ebrio y con menores

La Guardia Civil interceptó a un conductor, S.S.S., de 47 años y vecino de Santiago, en estado ebrio y con sus hijos menores en el interior del vehículo.

Interceptado dos veces en un día un vecino de Santiago que conducía ebrio y con menores
Dos agentes de la Guardia Civil, durante un control de alcoholemia | aec
Dos agentes de la Guardia Civil, durante un control de alcoholemia | aec

La Guardia Civil interceptó a un conductor, S.S.S., de 47 años y vecino de Santiago, en estado ebrio y con sus hijos menores en el interior del vehículo. Horas después fue interceptado en las mismas circunstancias con dos menores y la madre de estos, según informa la agrupación de tráfico de la Guardia Civil.
Del primer hecho se tuvo conocimiento sobre las 15.00 horas de este domingo cuando se recibió una llamada en la central de A Coruña. En ella, el hermano mayor de los menores comunicaba que la expareja de su madre viajaba con sus dos hermanos menores y que lo hacía bajo los efectos del alcohol.
Además, alertó de que posiblemente su destino era el municipio coruñés de Cambre. Media hora después, se recibió una nueva llamada de la madre de los menores en la que informaba que su exmarido no se dirigía a esta localidad, sino a O Pino, y que temía por la vida de sus hijos ya que el hombre estaba “muy borracho”.
Tras montar un dispositivo, una patrulla de servicio en la carretera N-634, en las proximidades del punto kilométrico 703, en O Pino, observó como por el camino de Santiago, paralelo a dicha vía, circulaba en zig-zag el vehículo identificado.
Tras darle el alto, se identificó a su conductor y se comprobó que con él circulaban sus hijos menores. Sometido a las pruebas, arrojó unos resultados de 1,15 y 1,12 miligramos por litro de alcohol en aire espirado. Por estos hechos se instruyen diligencias en el juzgado de guardia de Arzúa por un delito contra la seguridad vial.

Horas después
Tras dar aviso a la familia, los menores fueron recogidos por su hermano mayor para su traslado y entrega a su madre. En cuanto al vehículo, fue retirado por una grúa requerida por el propio conductor.
Sin embargo, ese mismo individuo, con el mismo vehículo, sobre las 21.00 horas, fue parado en un control rutinario en el punto kilométrico 336,900 de la N-525. En ese caso, arrojó una tasa de 0,73 y 0,76 miligramos por litro de alcohol en aire espirado. En el momento de la conducción lo acompañaba otra mujer y dos hijos menores de esta última. En esta ocasión, además de tramitarse actuaciones por un delito contra la seguridad vial, se le retiró el permiso de conducción.