• Miércoles, 24 de Mayo de 2017

Galicia tiene siete radares entre los que más recaudan por multas en las carreteras españolas

Galiciatiene hasta siete radares entre los 50 que más recaudan en las carreteras españolas. Así lo refleja la respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, quien recibió los resultados de recaudación del año 2016.

Galicia tiene siete radares entre los que más recaudan por multas en las carreteras españolas
Varios coches pasan al lado de un radar fijo de la DGT | archivo ec
Varios coches pasan al lado de un radar fijo de la DGT | archivo ec

Galicia tiene hasta siete radares entre los 50 que más recaudan en las carreteras españolas. Así lo refleja la respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, quien recibió los resultados de recaudación del año 2016.

Según estas cifras, en Galicia hai siete velocímetros en este “top-50”, que suman un total de 5,21 millones en multas: en Fene (A Coruña), Vilamartín (Ourense), Redondela, Mos (Pontevedra), Baralla y dos en O Pino (A Coruña). De ellos, el que más dinero recolectó en multas por velocidad es uno de los que están en O Pino, concretamente el que se encuentra en la N-634, a la altura del punto kilométrico 695. Este sumó un total de 1,21 millones de euros para colocarse como el octavo que más dinero reportó a la DGT.

A continuación se sitúa el de la FE-14 (kilómetro 4) de Fene, que supera los 800.000 euros y el de la N-120 (kilómetros 459) de Vilamartín, que sobrepasa los 700.000. En la provincia de Pontevedra, y en poco diámetro, están los siguientes, situados en Redondela (N-550, kilómetro 146) y Mos (A-55, kilómetro 9), que recaudaron 690.000 y 941.000 euros, respectivamente.

El municipio de O Pino repite en la clasificación como sexto que más recolecta en Galicia, con el sensor situado en la N-547 (kilómetro 087), que hizo que las multas sumasen 609.000 euros en 2016. Por último, en la A-6 (kilómetro 470), a la altura de Baralla, el velocímetro instalado permitió recaudar 543.000 euros.

Córdoba, en cabeza
Mientras, el radar fijo situado en el kilómetro 417 de la A-4, en la provincia de Córdoba, es el más productivo de toda España. Solo en 2016 recaudó 3.941.661 euros, muy por delante, casi el doble, de las sanciones impuestas por el segundo, ubicado en la A-7 en la Región de Murcia.
Según la respuesta que ofreció el Ejecutivo este medio centenar de radares acumuló un importe en sanciones de 44,3 millones.

Con casi cuatro millones de euros lidera el radar de la A-4, en el kilómetro 417,5 que se localiza justo en el inicio del descenso de la Cuesta del Espino en dirección a Córdoba desde La Carlota, una zona considerada desde 2002 a 2004 como un punto negro, por lo que los conductores no pueden superar los 80 por hora.

El segundo dispositivo más activo está en Murcia, en concreto en el kilómetro 634 de la A-7 en sentido decreciente, con un total de 2,17 millones de euros en sanciones. Tras ellos, la tercera cámara de control de velocidad se ubica en la N-240, la carretera que une Huesca y Barbastro, cuya “caja” supera 1,6 millones de euros en multas después de que los conductores hayan superado los 70 kilómetros por hora de velocidad máxima que impone ese tramo. La A-7, con seis radares en Málaga, Sevilla, Alicante y tres en Murcia, es la carretera que acumula más dispositivos.