• Martes, 21 de Noviembre de 2017

Galicia tendría que acumular 600 litros de lluvia hasta enero para volver a la normalidad

El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín, afirmó que los datos al inicio de este año hidrológico son “aún peores” que los registrados hasta el pasado 30 de septiembre

Galicia tendría que acumular 600 litros de lluvia hasta enero para volver a la normalidad
Los embalses gallegos tienen muy poca ocupación | aec
Los embalses gallegos tienen muy poca ocupación | aec

El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín, afirmó que los datos al inicio de este año hidrológico son “aún peores” que los registrados hasta el pasado 30 de septiembre, lo que lleva a mantener la “situación de sequía”.
Por este motivo, alertó de que tendría que llover “entre 650 y 700 litros” desde hoy hasta el 31 de enero para poder recuperar la “situación de normalidad”, una cifra que consideró “bastante” superior a lo que es habitual en estas fechas. “Si el año hidrológico que acabamos de rematar el 30 de septiembre fue malo, con un 42 por ciento menos de precipitaciones –por debajo de la media–, los 40 días que llevamos del año hidrológico de 2017 son aún peores”, apostilló el presidente de la confederación.
Según explicó, en las últimas semanas ha llovido una media de 42 litros por metro cuadrado “cuando lo normal es que hubiese superado los 170 litros”.
A preguntas de los informadores, tras la reunión de la Oficina de la Sequía, Marín concretó que, en la situación actual, para recuperar la normalidad “tendría llover de aquí al 31 de enero más de 600 litros por metro cuadrado”, en concreto, “entre 650 y 700 litros”, esto es “bastante más de lo que se considera normal para estos meses”, según la información que les trasladó jefe de oficina de planificación hidrológica.

Sin problemas a corto plazo
La confederación mantiene activa desde el pasado 2 de octubre la alerta por sequía debido a la falta de precipitaciones, una situación que Marín cree que no entrañará “ningún problema a corto y medio plazo” tras asegurar que el abastecimiento a la población “sigue atendido”. Los principales problemas se podrían encontrar en “otros usos secundarios como puede ser el aprovechamiento hidroeléctrico, los usos industriales o la próxima campaña de regadío”, de mantenerse esta situación.
Preguntado por la entrada en un hipotético escenario de emergencia en Galicia, que pudiera poner “en riesgo” el abastecimiento en los núcleos de población, lanzó un mensaje de tranquilidad tras asegurar que sería “muy difícil” llegar a esta situación “en los próximos meses” puesto que el abastecimiento en núcleos importantes de población está garantizado. En este sentido, Marín recordó las medidas puestas en marcha desde la confederación hidrológica. l