El fiscal superior de Galicia cree que pudo haber una planificación de los incendios

Una mujer llora ante el paisaje calcinado por el fuego, en una zona de la localidad ourensana de Carballeda de Avia | efe

El fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, considera que la ola de incendios que tuvo lugar el pasado mes de octubre, “como la de 2006”, cuenta con “características peculiares”.

El fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, considera que la ola de incendios que tuvo lugar el pasado mes de octubre, “como la de 2006”, cuenta con “características peculiares”, en alusión a una serie “de circunstancias o parámetros que inducen a pensar que tiene un cierto carácter intencional y tal vez una planificación, una coordinación”.
Y precisamente eso es lo que ha motivado la investigación de la Fiscalía Superior, remarcó.
En una entrevista en la Cadena Ser, Suanzes quiso dejar claro que esa indagación resulta “totalmente distinta” a la de cada caso individualizado, que es “competencia exclusiva de los juzgados de instrucción”.

Fases
“Lo que vamos a determinar, en una primera fase, es si la mayoría de los supuestos son dolosos, son intencionales o por imprudencia y, en una segunda, con los grupos especializados, veremos si eso deriva de una planificación coordinada, concertada, que vaya “más allá de dos o tres personas”, explicó Suanzes.
El fiscal superior recordó, asimismo, que el Código Penal, “desde un punto de vista estrictamente jurídico”, regula la organización criminal como” grupos de más de dos personas que actúan de forma planificada, con reparto de funciones, que persiguen como fin cometer delitos, con un carácter más o menos permanente o estable”, algo que “es muy difícil llegar a demostrar en la práctica”.
Suanzes aseguró que la Fiscalía “nunca ha utilizado el nombre de una trama” y recordó que ya en 2006 “se investigó en profundidad y se llegó a la conclusión de que no había tramas organizadas, ni organizaciones”. 
Con todo, explicó que desde aquel trabajo “han transcurrido once años” y que entonces “no se llegase siquiera a un indicio de que hubiese grupos criminales detrás no quiere decir que no existan ahora”. 
Y es que, según indicó, hay “parámetros relacionados con los focos” (los lugares donde aparecieron, la simultaneidad, las zonas protegidas afectadas) que “hacen necesario un esfuerzo, un nuevo trabajo y un nuevo diagnóstico”.

Código Penal
Sin embargo, no cree que haya que cambiar el Código Penal, tal y como solicitó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como necesidad para equiparar a incendiarios y terroristas, porque “el delito de incendio está suficientemente castigado”. 
Las imprudencias van de los seis meses al año de cárcel pero, “cuando se pone en peligro la vida o la integridad de las personas”, se elevan hasta una horquilla que va de los diez a los veinte años de prisión y “son penas considerables”, dijo.  
Suanzes avanzó que los resultados de la investigación sobre los incendios forestales se ofrecerán en diciembre, el mismo mes para el que anunció el nombramiento de una fiscal autonómica en materia de violencia sobre la mujer, propuesta que espera trasladar este mismo mes a la Fiscalía Superior del Estado.
Por otro lado, la Fiscalía pide entre cinco y seis años de prisión para un hombre acusado de provocar en el verano del año 2016 varios incendios forestales en el municipio ourensano de Cartelle.
El juicio a M.R.V., que también se enfrenta a una multa de casi 4.000 euros y al pago de indemnizaciones a la Xunta por los gastos derivados de la extinción de los fuegos, arranca este jueves en la Audiencia Provincial de Ourense.
Al acusado se le imputa la autoría de cuatro incendios forestales en la localidad de A Senra, en Cartelle, registrados en el verano de 2016. En todos ellos, el acusado aprovechó que las condiciones meteorológicas eran propicias para los incendios, con temperaturas altas, fuertes vientos y bajos niveles de humedad. l