Feijóo reivindica un “modelo gallego de convivencia” alejado del conflicto

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó el “modelo gallego de convivencia” y “unidad” en un discurso de Fin de Año en el que quiso ensalzar a Galicia como “nacionalidad histórica” alejada del “patrón de conflicto permanente”.

Feijóo reivindica un “modelo gallego de convivencia” alejado del conflicto
El presidente de la Xunta se dirige a los gallegos durante su tradicional discurso de Fin de Año | Conchi paz (efe)
El presidente de la Xunta se dirige a los gallegos durante su tradicional discurso de Fin de Año | Conchi paz (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó el “modelo gallego de convivencia” y “unidad” en un discurso de Fin de Año en el que quiso ensalzar a Galicia como “nacionalidad histórica” alejada del “patrón de conflicto permanente”.
El jefe del Ejecutivo gallego valoró la lealtad de los ciudadanos al sistema autonómico y destacó el hecho de que la comunidad “se concibe como una parte esencial de un Estado que es tan gallego como español”.
El presidente autonómico eligió esta vez las instalaciones del Museo do Mar do Vigo como escenario para pronunciar el tradicional discurso de Fin de Año. Allí se encuentra la exposición sobre el “Pergamino Vindel”, el célebre manuscrito de cantigas medievales de Martín Códax que, según Feijóo, “dan fe de una realidad llamada Galicia que se transforma constantemente para ser protagonista en todos los momentos de la historia”.
En el discurso, que tuvo unos diez minutos de duración y fue emitido en la TVG en el mediodía de el domingo, Feijóo realizó varias alusiones a la situación que vive Cataluña, una realidad que estuvo muy presente el las alocuciones de todos los presidentes autonómicos. Para el líder de los populares gallegos, “el independentismo atentó gravemente” contra la Constitución y, también, contra el Estatuto de Autonomía de Galicia.

Cismas y desconfianzas
“Galicia acierta cuando se aleja de ideas que en otros territorios provocaron cismas y desconfianza. Galicia acierta asegurando puentes y creando otros nuevos. Con el resto de España, con Europa y con el mundo”, enfatizó.
El presidente de la Xunta también quiso remarcar que “la Galicia del siglo veintiuno tiene empatía y goza de un prestigio merecido”. Un hecho que Feijóo atribuyó a “conceptos como convivencia, cultura, emprendimiento”, que cada vez están más arraigados en la sociedad gallega.
De este modo, el jefe del Ejecutivo gallego aseveró que “el modelo gallego tiene resultados” y que la economía de Galicia “crece porque aumenta la confianza”, gracias a la reducción del déficit público, el aumento de las exportaciones.

Desasosiego por el paro
Con todo, Feijóo confesó durante el mensaje dirigido a todos los gallegos que el desempleo sigue provocando “desasosiego” pero puso una nota de esperanza en su alocución al recordar que el paro “disminuye”, un hecho que atribuyó a que los inversores “apuestan por Galicia y no huyen”.
Por último, Feijóo señaló como “divisa” de Galicia en el año que comenzó ayer las palabras escogidas por la Real Academia Galega como términos del 2016 y el 2017: “irmandade” –hermandad– y “afouteza” –valor–.
“Ojalá Galicia siga siendo una gran familia unida, digna del legado de los que nos dejaron y de la que también se sientan orgullosos los que nos van a suceder”, concluyó Feijóo.
El presidente de la Xunta cerró su tradicional discurso deseando un feliz 2018 para todos los gallegos y gallegas. “Vivámoslo juntos, trabajando y soñando juntos”, finalizó Feijóo.