• Jueves, 22 de Junio de 2017

Feijóo insta a que las instituciones se adapten para luchar contra la corrupción

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer la necesidad de adaptación constante de las instituciones en la lucha contra la corrupción ya que, advirtió, “no hay vacuna infalible”.

Feijóo insta a que las instituciones se adapten para luchar contra la corrupción
El presidente del Parlamento, Miguel Santalices; el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el representante del Tribunal de Cuentas, Felipe García Ortiz, y el conselleiro maior, José Antonio Redondo | lavandeira jr (efe)
El presidente del Parlamento, Miguel Santalices; el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el representante del Tribunal de Cuentas, Felipe García Ortiz, y el conselleiro maior, José Antonio Redondo | lavandeira jr (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer la necesidad de adaptación constante de las instituciones en la lucha contra la corrupción ya que, advirtió, “no hay vacuna infalible”.
En su discurso en el Parlamento gallego con motivo de la celebración de los XXV años de la creación del Consello de Contas, el presidente gallego aseguró que los avances científicos tampoco podrán encontrar esa vacuna y explicó que “la famosa manzana” del pecado original toma hoy “muchas formas y amenaza con pudrir” el sistema.
Feijóo defendió que las nuevas competencias otorgadas en Galicia al órgano fiscalizador de las cuentas autonómicas en materia de prevención de la corrupción, mediante la reforma de la ley que regula el órgano en 2015, sirvió para que Galicia se adelantase en esta materia y que luego fuese imitada por otras administraciones. “La democracia gallega es previsora y responde ante las malas prácticas políticas y administrativas”, incidió el presidente gallego, que cargó contra los que critican los fallos de los sistemas democráticos para arremeter contra la democracia.

Independencia y transparencia
Además, Feijóo defendió que las democracias cuentan con organismos independientes y transparentes que hacen que el sistema sea capaz de regenerarse, mientras que “las autocracias y los populismos”, en su opinión, no son capaces de hacerlo.
Calificó también la corrupción como una “lacra que corroe” el sistema y defendió “la transparencia contra la opacidad” y “el control contra la arbitrariedad”.
A esto unióo la necesidad de “ejemplaridad” en las instituciones, ya que “una democracia sana”, en ocasiones, debe aplicar “terapias y medicamentos para recuperar su vigor”.
Y en opinión de Feijóo eso es lo que ha hecho Galicia al darle al Consello de Contas competencias en la prevención de la corrupción, lo que demuestra que “el modelo funciona, se adapta”.
Esta reforma, insistió, “busca restaurar el estado de derecho sin derribarlo; impulsar la justicia sin aplastar la presunción de inocencia” en contra de otras propuestas, que rechaza, y que están basadas en “juicios sumarísimos”.
Feijóo defendió que durante estos 25 años el Consello de Contas ha dado “estabilidad y seguridad” a Galicia y si bien reconoció que en los últimos años en España hubo “algunos acontecimientos lamentables”, aseguró que su afloramiento, persecución y condena quieren también decir que “el sistema funciona y que hay que perfeccionarlo”.

Puesta al día
El presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, institución a la que está ligado el órgano fiscalizador de cuentas, también destacó la “puesta al día” de Contas con las nuevas competencias que le permitirán prevenir la corrupción, uno de los principales motivos de preocupación de los ciudadanos tras el paro.
Se congratuló también de que el proceso de racionalización económica derivado de la crisis se haya llevado a cabo con un “blindaje” del Consello de Contas, un órgano “reforzado” en autonomía y competencias y “blindado” ante el poder político.
Por su parte, José Antonio Redondo, conselleiro maior de Contas, hizo una defensa férrea de la institución y recordó el papel de algunos de sus antecesores para lograr una institución “fuerte, eficaz e independiente”. l