Feijóo defiende una Europa diversa y unida frente a quien quiere recuperar los lindes

El alcalde de León y el presidente de la Xunta (en el centro) con los alcaldes que participaron en la Asamblea de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago | lavandeira jr. (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó ayer una Europa unida y diversa, que fomente los valores del Camino de Santiago, como la cooperación entre los pueblos, y criticó las voces que se alzan contra la idea de Europa “porque obstaculiza determinados proyectos más interesados en recuperar fronteras y lindes”. Núñez Feijóo hizo esta reivindicación durante la clausura de la II Asamblea General de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago, celebrada en la capital gallega

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó ayer una Europa unida y diversa, que fomente los valores del Camino de Santiago, como la cooperación entre los pueblos, y criticó las voces que se alzan contra la idea de Europa “porque obstaculiza determinados proyectos más interesados en recuperar fronteras y lindes”. Núñez Feijóo hizo esta reivindicación durante la clausura de la II Asamblea General de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago, celebrada en la capital gallega.
En el discurso de clausura, Núñez Feijóo insistió en la figura del peregrino como el “primer europeo”, ya que “caminantes con orígenes dispares, lenguas distintas y culturas y sentimientos diversos han ido forjando sin darse cuenta la identidad europea”.
El mandatario también Defendió el proyecto europeo como el “mayor espacio de paz y libertad” del mundo, el mayor espacio de bienestar para 500 millones de personas y en el que “ningún ciudadano se ve obligado a renunciar a sus raíces, porque Europa no borra la identidad de sus pueblos, sus lenguas, su cultura”.

“Ser algo en el mundo”
“Por eso las comunidades que estamos aquí tenemos en Europa un baluarte para proteger y proyectar nuestra idiosincrasia”, afirmó Feijóo, que aseguró que los europeos tienen claro que si quieren “ser algo en el mundo” o están unidos o serán países “insignificantes frente a otros que superan los 500, 600 o 1.000 millones de habitantes”. También recordó que este año se celebró el 30 aniversario de la declaración del Camino con itinerario Cultural Europeo y que en aquella época el número de peregrinos apenas llegaba a 3.000 mientras que este año se superarán, por primera vez, los 300.000 peregrinos.
El alcalde de León y presidente de la asociación de la ruta, Antonio Silván, apeló a los valores del Camino, como la hospitalidad, la gratitud y la cooperación, y marcó como objetivos de este grupo de municipios hacer aportaciones para mejorar.
Hay un planteamiento general compartido por todos los integrantes, dijo Silván, ser un aliado más para otras administraciones para hacer “más grande la calle mayor de Europa”.
“Queremos que en el próximo año jacobeo, en 2021, el Camino sea la calle mayor del mundo”, señaló el regidor, quien apostilló: “Esta asociación quiere ser camino para todas las lenguas, territorios y culturas, porque su diversidad respeta la heterogeneidad y supone un ejemplo de integración de culturas y gentes”.
Silván incidió en que los objetivos “fundamentales” de la asociación son la “mejora del confort del peregrino, que se sienta cómodo” y, por otra parte, que los vecinos de los distintos municipios por los que pasa “sean partícipes y beneficiarios de esta ruta”.
El anfitrión, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, destacó la simbología del logo del grupo porque define los intereses y los valores de la asociación: “Es policromía porque es diversidad, afecta a diferentes culturas, lenguas, ayuntamientos de todos los colores políticos”.
Así, el regidor compostelano destacó también el papel de Santiago como “puerto de llegada” y como “ciudad inclusiva” y reconoció la labor de esta asociación pionera por querer construir desde la administración más cercana a los ciudadanos, la local. l