Los empresarios gallegos “mueven ficha” ante la inestabilidad catalana

Empresarios gallegos y otros con intereses en la comunidad comenzaron a “mover ficha” ante la inestabilidad política y jurídica que vive Cataluña durante las últimas semanas, derivada del proceso soberanista.

Los empresarios gallegos “mueven ficha” ante la inestabilidad catalana
Antón Arias responde a las preguntas de los periodistas antes de participar en unas jornadas económicas | xoan rey (efe)
Antón Arias responde a las preguntas de los periodistas antes de participar en unas jornadas económicas | xoan rey (efe)

Empresarios gallegos y otros con intereses en la comunidad comenzaron a “mover ficha” ante la inestabilidad política y jurídica que vive Cataluña durante las últimas semanas, derivada del proceso soberanista.
Copasa anunció el lunes el traslado de Barcelona a Santiago de la sede de su filial medioambiental, Pesa, tras lo que la Xunta ofreció Galicia como territorio seguro. El grupo constructor Copasa tiene su sede social en Ourense y argumentó que la situación de “inseguridad jurídica, financiera y normativa abierta en Cataluña” le obligan a tomar esta decisión.
El martes fue el grupo Indukern, fundado por el monfortino José Luis Díaz-Varela, el que comunicó que llevaba a Madrid su sede social, hasta el momento ubicada en la localidad barcelonesa El Prat de Llobregat..
Díaz-Varela, que nació en 1937, pasó los primeros años de su vida en la localidad lucense, hasta que se mudó a A Coruña para cursar sus estudios. En la década de los cincuenta emigró a Venezuela con su familia y no fue hasta 1962 que volvió a España para emprender su propio negocio.
Un 60 por ciento de la luguesa Ingapan es propiedad desde principios de verano de la catalana Europastry, que advirtió este miércoles que “se adaptará a los cambios que sean necesarios para mantener su modelo de negocio como hizo hasta ahora”.

Europastry
Europastry, como Ingapan, se dedica a la elaboración de pan y bollería. Con 30 años de historia, tiene localizado uno de sus 10 centros de producción de España en Begonte (Lugo).
En este escenario, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, envió el martes un mensaje “de tranquilidad” al garantizar que “nunca” se dará una situación similar en Galicia.
“En este momento, lo que tenemos es que enviar un mensaje de tranquilidad diciendo que en Galicia esto no ocurrirá nunca, garantizando que Galicia no se someterá a este tipo de locuras independentistas”, aseveró Feijóo, tras firmar un convenio en la capital gallega con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), al que también acudieron representantes de empresarios y sindicatos.
Tras recordar que, en otros ámbitos como el educativo la Xunta ya actuó –por ejemplo, al ofrecerse a los estudiantes gallegos en Cataluña para facilitar su traslado de expediente a Galicia–, ya en clave económica, Feijóo ha aludido a la decisión anunciada por Copasa en la pasada jornada, que ha agradecido.

Consulta
Feijóo reveló que fue “consultado” por el presidente de Copasa, José Luis Suárez, en relación “con traer o no una empresa a domicilio gallego”. “Yo le di mi opinión y agradezco mucho que esta empresa volviese y se instalase en Galicia desde el punto de vista fiscal”, aseveró el responsable
del Ejecutivo.
El presidente gallego también manifestó su “preocupación” porque se está “observando que hay determinados bancos de origen catalán que sufren la retirada de depósitos” y la incidencia que esto puede tener en la plantilla y la red de oficinas, ya que también hay gallegos “en esa red de entidades financieras”.