• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Decretan prisión para el brigadista detenido como presunto autor de seis incendios

El Juzgado de Bande decretó prisión para el miembro de la brigada municipal del Ayuntamiento de Lobios detenido por la Guardia Civil como presunto autor de seis incendios forestales en O Xurés.

Decretan prisión para el brigadista detenido como presunto autor de seis incendios
Dos agentes de la Guardia Civil custodian al brigadista detenido | brais lorenzo (efe)
Dos agentes de la Guardia Civil custodian al brigadista detenido | brais lorenzo (efe)

El Juzgado de Bande decretó prisión para el miembro de la brigada municipal del Ayuntamiento de Lobios detenido por la Guardia Civil como presunto autor de seis incendios forestales en O Xurés.
Fuentes de la investigación informaron de el pase a disposición judicial del brigadista se produjo ayer en Bande, cuyo el juzgado decretó prisión, por lo que el varón ingresará en la cárcel ourensana de Pereiro de Aguiar.
Fuentes de la Fiscalía señalaron que el Ministerio Público pidió prisión para el brigadista porque reconoció la mayoría de los hechos que se le imputan.
Esta detención se realizó en el marco de la operación “Lumex”, en la que la investigación, junto al testimonio de algunos vecinos, ha llevado a la detención este lunes de M.G.F., vecino de Puxedo, Lobios, de 21 años.

Varios focos
Durante el verano se produjeron varios fuegos en la comarca de Baixa Limia y se detectó que los incendios habían sido provocados, con focos distribuidos en laderas de fuerte pendiente para que se propagasen “lo más rápido posible”, según informó la Guardia Civil en un comunicado.
Fuentes de la investigación explicaron que el miembro de la brigada municipal de Lobios “utilizaba el itinerario desde su domicilio hasta la base de la brigada para plantar fuego”, mientras “todos los incendios se producían a escasos minutos del comienzo de su jornada laboral”.
De hecho, cuando el distrito de extinción de incendios detectaba el comienzo de los fuegos, el brigadista detenido “se encontraba trabajando, por lo que en ocasiones él mismo era desplazado a apagar el incendio que había provocado”. En algunos casos, las llamas “llegaron a poco más de cien metros” de viviendas.
En concreto, se le imputa un incendio declarado el 30 de julio en Os Chaos, Lobeira; otro el 14 de agosto en Lobios (0,40 hectáreas de raso); y otro el 16 de agosto, en Lobios (0,30 hectáreas).