• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Cazan en Lugo a un conductor que iba a 159 por hora en una zona de 60

Agentes de la Guardia Civil de Lugo investigan a un conductor que fue interceptado circulando a 159 kilómetros por hora en una zona limitada a 60.

Cazan en Lugo a un conductor que iba a 159 por hora en una zona de 60

Agentes de la Guardia Civil de Lugo investigan a un conductor que fue interceptado circulando a 159 kilómetros por hora en una zona limitada a 60.
Según informó el cuerpo, los hechos sucedieron pasadas las 15.00 horas del pasado 3 de septiembre, cuando un radar detectó a un conductor circulando a 159 kilómetros por hora en el kimómetro 48,3 de la N-642, una zona limitada a 60 km/h. Ya que en ese momento no pudo identificarse al conductor, los agentes iniciaron las investigaciones que derivaron en la identificación del responsable, que ha sido puesto a disposición judicial.
Mientras, agentes de la Policía de Vigo interceptaron durante el fin de semana a un total de cinco conductores a los que instruyeron diligencias judiciales por supuestos delitos contra la seguridad vial, uno de los cuales circulaba en una motocicleta, mientras que otro de ellos carecía de carné y no había superado el curso de reeducación vial.
Según la Policía, el primer conductor fue interceptado a las 22.30 horas del sábado, después de un accidente entre dos turismos en el que no hubo heridos. Uno de los conductores, un varón de 56 años, presentaba evidentes síntomas de embriaguez.
Asimismo, en un control en el cruce entre la avenida de Beiramar y la calle Ánimas se descubrió a tres varones que superaban el límite de alcohol.
Posteriormente, a las 19.30 horas del domingo una patrulla dio el alto a un conductor que circulaba en un vehículo sin defensa delantera y con una rueda sobre la llanta. El hombre, fue sometido a la prueba de alcoholemia al mostrar síntomas de haber consumido bebidas espirituosas. Además, se comprobó que carecía de permiso de conducir porque no había superado el curso de reeducación vial, por lo que se le instruyeron diligencias como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial.
Finalmente, a las 5.00 horas de ayer una dotación observó que el conductor de una motocicleta Suzuki DL 650 invadía el sentido contrario de circulación cuando trazaba una curva, por lo que le dio el alto. Como el hombre parecía encontrarse ebrio, los agentes le efectuaron la prueba de alcoholemia, en la que dio positivo.