• Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Las carreteras gallegas se cobran dos vidas en Outes y Antas de Ulla

Las carreteras gallegas se cobraron dos vidas en dos graves accidentes que tuvieron lugar en Antas de Ulla y Outes. En el siniestro lucense, además resultó herida una persona. El vehículo se salió de la vía, en la N-640, la carretera que conecta Agolada con la localidad, cerca de Castro de Amarante.

Las carreteras gallegas se cobran dos vidas en Outes y Antas de Ulla
El vehículo chocó contra una valla metálica que destrozó el frontal | tvg
El vehículo chocó contra una valla metálica que destrozó el frontal | tvg

Las carreteras gallegas se cobraron dos vidas en dos graves accidentes que tuvieron lugar en Antas de Ulla y Outes. En el siniestro lucense, además resultó herida una persona. El vehículo se salió de la vía, en la N-640, la carretera que conecta Agolada con la localidad, cerca de Castro de Amarante.
La furgoneta, en la que viajaban dos hermanos que residían en Lalín, se salió por la izquierda de la carretera y se fue por un talud. El personal de los servicios de emergencias solo pudo certificar la muerte del conductor mientras que el acompañante logró salir del vehículo por su propio pie y fue trasladado en estado grave, pero consciente al Hospital lucus Augusti.

Somnolencia
El fallecido es un joven de 23 años que regresaba junto a su hermano a casa después de actuar en Láncara junto a una charanga da que la que formaban parte. Las primeras investigaciones apuntan a que la somnolencia fue la posible causa del siniestro.
El 112 Galicia informó que la víctima mortal tuvo que ser sacada de entre los restos del vehículo por los efectivos de emergencia.
El servicio de Emerxencias tuvo conocimiento del siniestro a las 03.05 horas de la madrugada de ayer, a través de una alerta del 061. Acto seguido, el personal de Emerxencias alertó a los Bomberos de Chantada, al GES de Monterroso y a la Guardia Civil.

Barandilla metálica
En la parroquia de San Cosme se produjo el segundo accidente mortal de la madrugada. En la carretera que se dirige a la playa de Broña un vehículo se salió de la carretera y se empotró contra una barandilla. Parte del perfil metálico de la estructura rompió el parabrisas del vehículo e impactó contra el conductor y le causó una herida mortal en el cuello.
La víctima, de 42 años era muy conocida en Outes y las investigaciones apuntan a una distracción como posible causa de la salida de vía, ya que no había marcas de frenada sobre el pavimento.
El cuerpo del conductor, el único ocupante del vehículo, tuvo que ser rescatado. Además, un miembro del GES de Muros tuvo que ser trasladado tras sentirse indispuesto. Según se le indicó al 112, el efectivo sufrió una bajada de tensión. Emerxencias sinformó al 061 a los Bomberos de Boiro, al GES de Muros, a Protección Civil y a la Guardia Civil.