• Miércoles, 24 de Mayo de 2017

El alcalde de Sanxenxo rompe con el BNG y el PSOE y ultima una alianza con el PP

El tripartito de Sanxenxo tiene las horas contadas. El alcalde, Gonzalo Pita, podría haber firmado ya la resolución en la que se ordena la expulsión del gobierno de los concejales del BNG y del PSOE. Todo parece indicar que esta decisión se hará pública esta misma mañana

El alcalde de Sanxenxo rompe con el BNG y el PSOE y ultima una alianza con el PP
Miembros del tripartito (SAL, BNG y PSOE) durante el primer balance del gobierno de Sanxenxo  | D.A.
Miembros del tripartito (SAL, BNG y PSOE) durante el primer balance del gobierno de Sanxenxo | D.A.

El tripartito de Sanxenxo tiene las horas contadas. El alcalde, Gonzalo Pita, podría haber firmado ya la resolución en la que se ordena la expulsión del gobierno de los concejales del BNG y del PSOE. Todo parece indicar que esta decisión se hará pública esta misma mañana en la que está prevista una comparecencia del alcalde para analizar la “actualidad municipal”.


El conflicto surgido a raíz del proyecto de la Avenida Luis Rocafort fue el que abrió una brecha insalvable en el seno del tripartito. Prueba de ello es que el alcalde no ha vuelto convocar ninguna Xunta de Goberno tras este desencuentro y que la comunicaciones con los hasta ahora socios de gobierno fueron muy limitadas.

Fuentes próximas al regidor sanxenxino aseguran que se ha sentido “traicionado” por los miembros del BNG y del PSOE tras apoyar el proyecto de la Diputación de Pontevedra sin fisuras y dejarle solo en su reivindicación de cambios en el proyecto.

El distanciamiento de sus socios de gobierno fue inversamente proporcional al acercamiento con el Partido Popular con el que ha mantenido diversos encuentros en los últimos días en los que se ha llegado a plantear un bipartito PP-SAL e incluso la cesión de la Alcaldía de Sanxenxo a Telmo Martín a cambio de diversos proyectos e inversiones importantes para el municipio por parte de la Xunta de Galicia. En esta cartera de obras comprometidas estaría un nuevo centro sociocultural en Vilalonga, el colegio de O Revel o la reforma integral de la calle Progreso, todas ellas demandas históricas en el municipio que podrían hacerse realidad con esta nueva conformación de gobierno. En este nuevo organigrama Gonzalo Pita también tendría su cuota de poder. Fuentes consultadas señalan que ocuparía la única tenencia de alcaldía del futuro gobierno de Telmo Martín. Un área con plenos poderes en todas las concejalías.

SAL dividido
Gonzalo Pita consultó este posible acuerdo con el Partido Popular el pasado miércoles por la tarde con la militancia de SAL. Parte de los afiliados mostraron su rotundo rechazo a un acuerdo con Telmo Martín. Gonzalo Pita cuenta, sin embargo, con importantes apoyos del partido y de tres de sus compañeros de gobierno Daniel Fernández y Jesús Sueiro, pero no de Vanessa Rodríguez que todo apunta a que podría dejar el gobierno si se materializa este bipartito con el PP. Rodríguez, uno de los pesos pesados del grupo de SAL en el tripartito, justificaría su negativa a este nuevo pacto de gobierno en los enfrentamientos políticos con el Partido Popular y, de forma especial, con Telmo Martín lo que impediría que apoyase a Gonzalo Pita en esta nueva etapa. En las conversaciones encaminadas a un entendimiento entre el actual alcalde y Martín estuvieron pesos pesados del PP a nivel provincial.
La otra posibilidad, aunque con muy poco peso dado los movimientos de las últimas horas, es que SAL gobernase en minoría llegando a acuerdos puntuales con el Partido Popular que le garanticen la gobernabilidad los próximos dos años de mandato. Una situación en todo caso delicada ya que sumaría los mismos ediles que los tres socios de gobierno del inicial cuatripartito.