• Jueves, 21 de Septiembre de 2017

Un estudio revela que los simios pueden leer la mente

Los simios pueden anticipar correctamente que los humanos buscarán un elemento oculto en un lugar específico, incluso aunque los monos sepan que el artículo ya no está allí, según revela un nuevo estudio publicado en Science.

Un estudio revela que los simios pueden leer la mente
Los científicos estudiaron el comportamiento de chimpancés, bonobos y orangutanes	Jon Nazca
Los científicos estudiaron el comportamiento de chimpancés, bonobos y orangutanes Jon Nazca

Los simios pueden anticipar correctamente que los humanos buscarán un elemento oculto en un lugar específico, incluso aunque los monos sepan que el artículo ya no está allí, según revela un nuevo estudio publicado en Science. Los resultados, que muestran que los monos pueden captar lo que otros piensan, incluso cuando es diferente de su propio conocimiento, demuestran que los primates no humanos pueden reconocer lo que creen los demás, sus deseos e intenciones, un fenómeno llamado “teoría de la mente” , y que generalmente se ha creído como único de los seres humanos.
Varios experimentos de comportamiento hasta la fecha han sugerido que los simios pueden predecir que el comportamiento no se basa simplemente en las señales externas, sino también en la comprensión de las percepciones y los conocimientos de los demás. Sin embargo, no estaba claro si los simios comprenden los estados mentales más complejos relacionados con la teoría de la mente, como las creencias falsas. En este caso, los científicos estudiaron tres especies diferentes de mono –chimpancés, bonobos y orangutanes–. 
Los monos observaron cómo un ser humano ocultó un objeto en un solo lugar y, a continuación, se movió el objeto a una segunda posición, mientras que la persona estaba presente o ausente. En ambas situaciones, el objeto fue luego eliminado por completo antes de que la persona regresara a buscarlo.
En el escenario en el que el ser humano no observó la reubicación del objeto, los datos de seguimiento ocular revelaron que 17 de los 22 monos anticiparon correctamente que el ser humano se movería a la ubicación incorrecta para buscar el objeto. n