• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Cotejan los restos de Colón para descubrir su origen

El profesor José Antonio Lorente confía en resolver el año que viene 
el misterio sobre la procedencia del almirante ya que, además de la teoría italiana, existen hasta cinco tesis, entre ellas, la gallega
 

Cotejan los restos de Colón para descubrir su origen
El cofre con algunos de los restos de Colón en Santo Domingo | efe
El cofre con algunos de los restos de Colón en Santo Domingo | efe

El profesor José Antonio Lorente, director del Laboratorio de Genética Forense de la Universidad de Granada, manifestó su confianza en que en el año 2018 haya concluido el estudio que lleva a cabo sobre el origen de Cristóbal Colón y se pueda establecer “de manera definitiva” el mismo con el fin de que se resuelva el misterio alrededor de la procedencia del almirante ya que, además de la teoría italiana, hay hasta cinco tesis de sobre su posible origen, entre ellas, la gallega.

En este sentido, Lorente sostuvo que la tecnología actual permite “afrontar el análisis definitivo” de los restos de Colón, su hijo y hermano al cotejarlos con los restos de sus posibles antepasados, según las distintas teorías. El origen de Colón genera un verdadero misterio a su alrededor ya que hay distintas tesis, como la relativa a su origen mallorquín, gallego (Pontevedra), alcardeño (Guadalajara) e incluso dos más sobre su procedencia portuguesa y su vinculación a la familia real lusa. Todas estas, además de la teoría italiana.

Ante esto, Lorente explicó que van a estudiar las muestras a lo largo de este año y 2018 para intentar establecer algún dato que pueda confirmar las diferentes hipótesis que hay sobre el origen de Colón.

“En todas esas teorías tenemos muestras con las que hacer una comparación directa y en ese sentido vamos a intentar trabajar a lo largo de los próximos meses para conseguir comprobar su origen”, dijo, antes de explicar que si finalmente ningún resto de estas teorías coincide con la genética de los restos de Colón, pues prevalecerá la italiana, aunque recordó que en Italia no hay restos de familiares directos a los que recurrir para hacer el cotejo.

El trabajo de Lorente y su equipo comenzó en el año 2003, una vez localizaron los restos de Cristóbal Colón, –una parte están enterrados en la catedral de Sevilla y hay otros en Santo Domingo (República Dominicana), donde “no hay un esqueleto completo por lo que todo lleva a pensar que la mitad están allí y luego se trajeron aquí la otra mitad”.