• Miércoles, 21 de Febrero de 2018

Chantada celebra su tradicional Domingo Lambedoiro

Chantada celebra su tradicional Domingo Lambedoiro
Durante los días de Carnaval, los “Volantes” y el “Peliqueiro”, personajes típicos, toman las calles de Santiago de Arriba | eliseo trigo (efe)
Durante los días de Carnaval, los “Volantes” y el “Peliqueiro”, personajes típicos, toman las calles de Santiago de Arriba | eliseo trigo (efe)

Las calles de Santiago de Arriba, en Chantada, vieron ayer la protección de los personajes más tradicionales del Entroido Ribeirao, rodeados de decenas de personas disfrazadas de animales.
Las parroquias de las riberas del Miño celebraron ayer el Domingo Lambedoiro, el primero de uno de los carnavales más bellos de Galicia que continúa el Domingo Corredoiro, el Domingo de Entroido y el Martes de Entroido. A mediodía se celebró un pasacalles en Chantada, al que acudieron varios carnavales invitados como Folións Rurais de Viana do Bolo, Peliqueiros e Parrafóns de Campobecerros y Asociación Xuntos polo Folón de Vilariño de Conso. En este celebración, a la que acudió mucha gente, subió la temperatura, poco a poco, según avanzaba el recorrido a lo largo de un día espléndido.
Desde Santiago de Arriba bajaron decenas de personas disfrazadas de animales, que bailaban al ritmo de los tambores del pasacalles y rebuscaron en cubos de basura y entre los árboles, para el disfrute de los curiosos que se han divertido al presenciar el espectáculo. A mediodía pararon en el bar Amizade para reponer fuerzas y ya por la tarde subieron hasta Santiago de Arriba, una zona histórica donde las actuaciones se sucedieron. El “Volante”, con su traje colorido y su cinturón de campanillas, estuvo, como siempre, protegido por el “Peliqueiro”, el “Meco” y el “Maragato”, que pusieron el broche a esta primera jornada de celebración semanas antes del martes de carnaval.
Esto ocurre tan solo una semana después de que haya tenido lugar la batalla de harina del “Fareleiro” de Xinzo de Limia (Ourense), que se trata del primero de los tres rituales previos al gran domingo de Entroido (el carnaval gallego) en la comarca de A Limia. Así, abrió un largo ciclo festivo en la comunidad que cobrará su máximo protagonismo en febrero con los “días grandes”. Esta celebración, que cada año gana más adeptos, evoca la entrega por parte de los hombres del salvado a las mujeres a las que querían cortejar y que a día de hoy se asemeja más a una auténtica batalla campal entre dos bandos donde el objetivo es vencer al rival, con la harina como elemento principal.
Una tradición la cual, si bien en la actualidad Xinzo es la localidad protagonista, estaba muy presente en carnavales rurales franceses. Como especificidades, la harina es el elemento fundamental de esta jornada, a diferencia del resto del calendario, y los disfraces quedan en segundo plano. No en vano, todo el que se acerca hasta el lugar, no se salva de acabar cubierto de blanco, en una suerte de cita que consiguió una relevancia internacional debido a su vistosidad.