Varias manifestaciones en España piden la liberación de los “presos políticos”

Varias manifestaciones ayer en distintos puntos de España reclamaron la libertad de los “presos políticos” catalanes. En Madrid, unas 2.000 personas se manifestaron

Varias manifestaciones ayer en distintos puntos de España reclamaron la libertad de los “presos políticos” catalanes. En Madrid, unas 2.000 personas se manifestaron, según la organización de la protesta, para exigir la liberación de los “presos políticos” tras las “últimas actuaciones judiciales” contra los líderes independentistas y defender la “república catalana”.
La marcha, que se inició en la Puerta del Sol para luego acudir hasta el Congreso, fue convocada por la coordinadora 25-S y una treintena más de colectivos bajo el lema “Frente al régimen de 78 y su represión, solidaridad y república”. El portavoz de la coordinadora 25-S, Luis Alcampo, aseguró que es “una desvergüenza” decir que en España hay una “justicia independiente” cuando “estamos gobernados por un régimen neofranquista”.
Alcampo pidió la liberación de los dos “Jordis” (Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, presidentes de la ANC y Ómmium Cultural), junto a los ocho exresponsables de la Generalitat en prisión, como el exvicepresidente Oriol Junqueras. La portavoz de Marchas de la Dignidad, Ángeles Maestro, afirmó que los catalanes han sufrido la “vejación” de ver a sus políticos presos y pidió que “no confíen en la Unión Europea”. Los manifestantes gritaron consignas como “libertad a los presos políticos”, “abajo el régimen del 78” o “Cataluña republicana”. 
Tras la concentración en la Puerta del Sol, los manifestantes acudieron a la puerta del Congreso, desde la calle Alcalá hasta Cibeles y seguidamente a Neptuno, cortando la circulación al tráfico y flanqueados por numerosos cuerpos de Policía en las calles aledañas. Los manifestantes portaron lazos amarillos para pedir la libertad de los dirigentes, cuya prisión calificaron de “vergüenza en Europa”.  Horas antes, alrededor de 350 personas, según la Guardia Urbana, acudieron a la plaza Universitat de Barcelona para iniciar una pegada de carteles y pedir la libertad de los ocho exconsellers encarcelados y de los líderes de Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y Ómnium Cultural.

Carteles
“Libertad presos políticos. Somos República” rezaban los carteles de color amarillo e ilustrados con el rostro de los exconsellers en prisión que cubrieron ayer las paradas de autobús, el metro y las fachadas del entorno de esta plaza barcelonesa, llena de asistentes a un acto organizado por Ómnium y ANC.
Iniciativas similares se organizaron en otras ciudades catalanas, como Lleida, Girona o Tarragona, con la participación de centenares de personas. El vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoberro, y el portavoz de Ómnium Cultural, Marcel Mauri, exigieron “la libertad de los presos políticos” y llamaron a los catalanes a no desanimarse y a seguir movilizándose para frenar la actitud del Estado, que tacharon de represiva. En Lleida, alrededor de 5.000 personas, según la Guardia Urbana, se manifestaron para exigir la libertad de los presidentes de la ANC y Ómnium Cultural, así como del exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras y los siete exconsellers.
Además de los miles de participantes, también se quisieron sumar al acto decenas de tractores llegados de diferentes puntos del territorio. “¡Libertad presos políticos!”, “¡Somos república!” o “¡Huelga general!” fueron algunos de los cánticos que se han podido oír durante la manifestación.
Además, cientos de personas llenaron ayer la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona dentro de una concentración para rechazar la aplicación del artículo 155 en Cataluña así como el encarcelamiento de los consellers del Govern y los “Jordis”. La concentración, que se desarrolló bajo el lema “No al 155. Democracia. Derecho a decidir”, fue convocada por Geroa Bai, EH Bildu; los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, CGT, EHNE, Hiru, y la iniciativa Gure Esku Dago.  Los manifestantes censuraron las “acciones represivas” del Gobierno central en Cataluña que “va a suponer un recorte de libertades en todo el Estado español”, también en Navarra que “va a ser objeto de agresiones”, según aseguraron. l