• Viernes, 23 de Junio de 2017

Los socialistas abren su congreso con llamadas a la unidad en torno a Sánchez

El PSOE abrió ayer su 39 Congreso Federal con el mensaje de varios dirigentes a favor del giro a la izquierda del partido y de la unidad en torno al liderazgo de Pedro Sánchez, que fue recibido por los delegados con una larga ovación y gritos de “¡presidente, presidente!”.

Los socialistas abren su congreso con llamadas a la unidad en torno a Sánchez
Los medios de comunicación rodean a Susana Díaz | emilio naranjo
Los medios de comunicación rodean a Susana Díaz | emilio naranjo

El PSOE abrió ayer su 39 Congreso Federal con el mensaje de varios dirigentes a favor del giro a la izquierda del partido y de la unidad en torno al liderazgo de Pedro Sánchez, que fue recibido por los delegados con una larga ovación y gritos de “¡presidente, presidente!”.
La presidenta andaluza, Susana Díaz, aceptó que Sánchez tenga manos libres para confeccionar su dirección, pero, al igual que los expresidentes del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, le emplazó a que lleve al PSOE a ganar.


Con el lema “Somos la izquierda”, la asamblea arrancó con la aparición de Sánchez en el Palacio de Congresos de Madrid junto a la vicesecretaria general, Adriana Lastra, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y la presidenta, Cristina Narbona.


Los compromisarios le brindaron un fuerte aplauso mientras le corearon “¡presidente, presidente!” para reafirmar su liderazgo ante la nueva etapa que se abre.

Patxi López
El primero en sumarse a las llamadas a la unidad y la fraternidad ha sido Patxi López, uno de los perdedores de las primarias.
El exlehendakari se mostró convencido de que el congreso recuperará un PSOE “fuerte y unido”, que deje de hablar de ellos mismos y que se centre en “lo que preocupa a la gente”.


“Queremos demostrar que hay una alternativa y un proyecto de izquierdas capaz de conectar con la mayoría progresista que espera ahí fuera”, manifestó López.


El líder de los socialistas de Castilla y León y presidente del 39 Congreso, Luis Tudanca, apeló a la unidad para que todos, sin que falte nadie, “remen en la misma dirección”.


En su discurso de bienvenida, Tudanca apostó porque el PSOE “recupere su sitio” en la política española, siendo un partido de “izquierda responsable”, “de gobierno” y “dialogante”, pero siempre “de izquierda” y sin perder de vista la “utopía”.


También el líder de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara, quien apoyó a Díaz en las primarias, confió en que los ciudadanos y, en particular quienes en el pasado votaron a su partido, vuelvan a “sintonizar con radio PSOE” y se abra un tiempo distinto. “Si no entendemos eso, probablemente no entendemos nada de lo que la militancia dijo”, ha recalcado el que será presidente del Consejo de Política Federal aceptando la oferta de integración de Sánchez.

Para adelante
José Luis Ábalos se mostró seguro de que el PSOE continuará “para adelante” después de meses de dura crisis interna porque es un partido con larga historia democrática.


Otros dirigentes como Idoia Mendia, Odon Elorza o la presidenta balear, Francina Armengol, coincidieron en que el PSOE no tiene que verse “empujado” por Podemos, sino “hablar con una sola voz” y recuperar la unidad y la credibilidad.


Con un tono conciliador, Susana Díaz aseguró que el PSOE sale “fortalecido” del congreso y aceptó que Sánchez diseñe la Ejecutiva a su gusto. “Me va a parecer bien el equipo que elija porque se querrá rodear de los mejores para que el PSOE vuelva a ser la alternativa de gobierno en España”, dijo Díaz, sentada en la fila 12.

Zapatero y Rubalcaba
En primera fila del plenario cerca de Sánchez estuvieron los ex secretarios generales del PSOE José Luis Rodríguez y Alfredo Pérez Rubalcaba, ambos partidarios de Díaz durante las primarias, y Joaquín Almunia. En línea con la presidenta andaluza, Zapatero subrayó que el PSOE “siempre tiene que estar dispuesto a ganar las elecciones”. “Es nuestra tradición”, añadió el expresidente del Gobierno, quien no quiso entrar a juzgar el equipo directivo confeccionado por Sánchez.


Un mensaje similar ha enviado el exjefe del Ejecutivo Felipe González a través de un vídeo, puesto que no asistió al congreso al estar en Colombia.


Al margen de Díaz, otros barones que la apoyaron en las primarias optaron por guardar silencio para enterrar la batalla de los últimos meses.


Fue el caso del presidente de la gestora, Javier Fernández, y de dirigentes autonómicos como el castellanomanchego Emiliano García-Page o el aragonés Javier Lambán. “Soy un delegado mudo”, ha dicho Lambán en una conversación informal con periodistas.
En el congreso se recordó a los cargos socialistas fallecidos en los últimos meses, entre ellos, Carme Chacón, José Antonio Alonso y Pedro Zerolo.