Sánchez pide a Rajoy que abra una negociación "inmediata" con Puigdemont

Mariano Rajoy recibe a Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa para analizar la situación de Cataluña | EFE

Cree que el presidente del Gobierno debe hablar con todas las formaciones “con ambición y sin exclusiones”

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, reclamó ayer al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, que abra una negociación “de forma inmediata” con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y hable con “todas las formaciones” para abordar la crisis catalana “con ambición y sin exclusiones”.
Sánchez planteó esta demanda a Rajoy en la reunión mantenida en el Palacio de la Moncloa, donde consideró que “el diálogo es más necesario que nunca” tras lo vivido en Cataluña el domingo.
El encuentro entre Rajoy y Sánchez, que se prolongó durante alrededor de una hora y media, se enmarca, según Ferraz, “en la disposición del PSOE para contribuir a resolver la crisis institucional de Cataluña”.

Contactos
La cita tuvo lugar después de que el presidente del Gobierno anunciara la noche del domingo su intención de llevar a cabo una serie de contactos con los partidos con representación parlamentaria ante el desafío independentista catalán. En opinión del secretario general del PSOE, Rajoy tiene que abrir esta ronda con Unidos Podemos y el resto de fuerzas parlamentarias para emprender “este diálogo con ambición y sin exclusiones, abriéndolo a todas las formaciones y afrontándolo con una perspectiva que supere la dialéctica de bloques”. 
Al mismo tiempo, Pedro Sánchez instó al jefe del Ejecutivo a “restablecer el contacto y abrir una negociación de forma inmediata” con Puigdemont para entablar “un diálogo que hoy es más necesario que nunca”.
En la reunión, el secretario general del PSOE mostró su rechazo a las cargas policiales que hubo para impedir el referéndum ilegal y que “dejaron un balance de centenares de heridos”.
Sánchez informó a Rajoy de que el grupo socialista en el Congreso exigirá “explicaciones y responsabilidades” al Gobierno “en un formato y con un contenido que se concretará en las próximas horas”.
El líder socialista ya expresó la noche del domingo en Ferraz su “profundo desacuerdo” con las cargas de la Policía Nacional y la Guardia Civil y anticipó que se exigirían responsabilidades a los altos cargos que las ordenaron.
Rajoy salió a saludar a Sánchez a las puertas del edificio del Consejo de Ministros del complejo de Moncloa y se estrecharon la mano para posar ante los fotógrafos. El líder socialista optó por no comparecer ante los medios de comunicación al término del encuentro en Moncloa y fijar su postura en un comunicado. 

Desastre
Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, urgió ayer a empezar a dialogar sin condiciones para evitar el “desastre inminente” que supondría la declaración unilateral de independencia en Cataluña.
En rueda de prensa en la sede del PSC, Iceta emplazó al diálogo desde dos vertientes: directamente entre el presidente del Govern, Carles Puigdemont, y el del Gobierno, Mariano Rajoy, y entre todos los grupos en el Congreso –en la comisión que se ha creado a propuesta del PSOE–. l