• Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Sánchez e Iglesias se alían para desarrollar una agenda social

Los líderes del PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, acordaron juntos en iniciativas de la “agenda social”, pero constataron sus discrepancias sobre Cataluña, en la reunión de más de dos horas que mantuvieron sus equipos negociadores en el Congreso.

Sánchez e Iglesias se alían para desarrollar una agenda social
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se saludan durante la reunión que mantuvieron con sus equipos | kiko huesca (efe)
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se saludan durante la reunión que mantuvieron con sus equipos | kiko huesca (efe)

Los líderes del PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, acordaron juntos en iniciativas de la “agenda social”, pero constataron sus discrepancias sobre Cataluña, en la reunión de más de dos horas que mantuvieron sus equipos negociadores en el Congreso.
“Los respetamos, pero no compartimos la posición de soberanías compartidas de Unidos Podemos”, dijo la socialista Margarita Robles al término de la reunión, en la que Unidos Podemos defendió la necesidad de un referéndum pactado con el Estado.
Una posición que choca con la reforma constitucional que pretenden impulsar a partir de septiembre los socialistas y que el portavoz de En Comú Podem, Xavier Doménech, consideró que a estas alturas es “insuficiente” para resolver el conflicto catalán.

Espacios de resolución
“Lo que propone el PSOE no activa espacios para la resolución” de la actual situación en Cataluña, rechazó Doménech.
Sí coincidieron ambas partes en la necesidad de abrir un “espacio de diálogo” en el parlamento que busque soluciones a esta crisis territorial, aunque ni siquiera concretaron la fórmula.
Robles explicó que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presentó a la delegación encabezada por Pablo Iglesias la Declaración de Barcelona pactada el pasado viernes con el PSC y les trasladó su propuesta de abrir una subcomisión en la Comisión Constitucional para reformar la Carta Magna.
Sánchez les dijo que estaría abierto a abordar ese asunto en otra instancia y que “no pone como condición” iniciar esos trabajos antes del 1 de octubre. “Si hay que esperar para lograr un mayor consenso, esperaremos”, ofreció Robles a Unidos Podemos, a los que se refirió como “socios prioritarios” en la medida en que comparten su preocupación por los temas sociales.

Rebaja de expectativas
La portavoz del PSOE rebajó así la interpretación que poco antes trasladaba la de Unidos Podemos, Irene Montero, al asegurar que la reunión había servido para “establecer una interlocución preferente entre ambas formaciones”.
Una interlocución que a partir de ahora será “permanente” entre los partidos de Sánchez e Iglesias a través de lo que llamaron “mesa de colaboración parlamentaria”, que utilizarán tanto para “fortalecer acuerdos” como para “gestionar desacuerdos”.
Robles, que hizo hincapié en que para los socialistas la “prioridad” de la colaboración permanente que ayer iniciaron con Unidos Podemos son los temas sociales, laborales y de lucha contra la desigualdad, incidió también en que de esa mesa deben salir compromisos “concretos” y “rigurosos” y “no grandes declaraciones de principios que generen frustración” en los ciudadanos.
No coincidió tampoco Robles en la consideración de Unidos Podemos de que su colaboración parlamentaria puede prefigurar una alternativa de Gobierno.
“Lo que preconfigura es un trabajo parlamentario y después ya veremos”, señaló la socialista, quien respondió además con cierto enojo a Montero, después de que ésta señalara que Unidos Podemos está convencido de “sacar ya al PP del Ejecutivo”.