• Viernes, 20 de Octubre de 2017

Rajoy reitera que no hay mediación posible entre la ley y la desobediencia

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, deseó ayer “fervientemente” que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acierte en su respuesta al requerimiento que le envió el Ejecutivo al amparo del artículo 155 y le reiteró que no hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia.

Rajoy reitera que no hay mediación posible entre la ley y la desobediencia
Robles recibe el aplauso de sus compañeros | efe
Robles recibe el aplauso de sus compañeros | efe

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, deseó ayer “fervientemente” que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acierte en su respuesta al requerimiento que le envió el Ejecutivo al amparo del artículo 155 y le reiteró que no hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia.
Rajoy hizo estas consideraciones en su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar sobre la situación en Cataluña. Recordó que fue el Consejo de Ministros el que, en una reunión extraordinaria celebrada ayer, decidió enviar ese requerimiento a Puigdemont y precisó que, de su respuesta, dependerá “el futuro de los acontecimientos en los próximos días”.

En su mano
“En su mano está volver a la legalidad y restablecer la normalidad institucional, como todo el mundo le está pidiendo, o prolongar un periodo de inestabilidad, tensiones y quiebra de la convivencia en Cataluña”, dijo. Y ve llegada la hora de “poner fin a este desgarro y hacerlo con serenidad, con prudencia y con el objetivo último de recuperar la convivencia.
Para Rajoy, lo que está sucediendo en Cataluña es un cuestionamiento sin precedentes a los ejes sobre los que se sustenta una sociedad democrática: libertad, pluralidad y legalidad.
“Los gobernantes de Cataluña han utilizado su posición institucional para perpetrar un ataque desleal y muy peligroso contra nuestra Constitución, la unidad de España, el propio Estatuto y, lo que es peor, contra la convivencia pacífica entre ciudadanos”, añadió el presidente.


Rajoy aseguró que escuchará con mucha atención las propuestas que le quieran realizar otros partidos porque todo el mundo considera que debe contribuir a mitigar el desasosiego defendiendo las normas de convivencia, y ratificó su compromiso de perseverar en la unidad.
Durante el debate, la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, invitó ayer a todos los partidos y también al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a acudir a la Cámara Baja para explicar su proyecto en la comisión parlamentaria que va a servir de base para una futura reforma de la Constitución.
“Es el momento de la política y la política se hace en el Parlamento”, aseguró Robles durante su intervención en el pleno.
Robles valoró el pacto alcanzado entre Rajoy y el líder socialista, Pedro Sánchez, de abrir en seis meses la reforma constitucional, una vez que se cierre la comisión de estudio para renovar el sistema territorial.
La portavoz socialista animó a que todos los partidos sin excepción participen en estos trabajos: “Que venga todo el que quiera venir, el señor Puigdemont, los representantes del Parlamento catalán, a explicar aquí su proyecto, porque es aquí donde hay que hacerlo”.
“No necesitamos más mediadores que nosotros, que somos los representantes de la soberanía popular”, añadió Robles, quien también advirtió al presidente de la Generalitat de que el PSOE “no va a aceptar nunca una quiebra de la legalidad” como la que representa la declaración unilateral de independencia que “deja fuera a una parte importante de los catalanes”.
Ha hecho ver a Puigdemont que en la Constitución “caben todos” y que es el marco adecuado para abordar el debate de su puesta al día.