Rajoy justifica en el apoyo social la ampliación de los delitos con prisión permanente revisable

Rajoy saluda a una simpatizante durante su paseo por el patio de los Naranjos de Córdoba | salas (efe)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió ayer la aprobación de un proyecto de ley que amplíe los delitos que pueden conllevar prisión permanente revisable y justificó esa decisión por la necesidad de responder a la demanda de la mayoría de la sociedad y para proteger a las víctimas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió ayer la aprobación de un proyecto de ley que amplíe los delitos que pueden conllevar prisión permanente revisable y justificó esa decisión por la necesidad de responder a la demanda de la mayoría de la sociedad y para proteger a las víctimas.
Rajoy, en la convención nacional organizada por el PP en Córdoba en defensa de esa figura del Código Penal, ha garantizado que el PP se volcará en respaldarla frente a los intentos de la oposición de derogarla y aprovechó para criticar la actitud de Ciudadanos en este asunto.
Lo hizo en presencia de víctimas como el padre de Marta del Castillo o los progenitores de Sandra Palo, a los que agradeció su asistencia a esta cita.
Ante ellos, subrayó: “La mayoría de los españoles sabe que lo que es permanente es el dolor de una madre o de un padre de un menor asesinado. Y ese dolor, que por desgracia es permanente, no es revisable”.
La convención fue abierta por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien anunció que el viernes el Consejo de Ministros aprobará un proyecto de ley que aumentará los delitos a los que se les puede aplicar la pena de prisión permanente revisable.
Fuentes del Gobierno precisaron que la intención es que a los ocho delitos que en la actualidad pueden conllevar esa pena se sumen otros más.

Ocultación de cadáveres
Entre ellos, intentar ocultar el cadáver de una persona asesinada o no colaborar en su hallazgo, el secuestro que acabe en asesinato, incendios en los que se ponga en peligro la vida de personas o determinados usos de elementos químicos o nucleares.
Rajoy consideró “de justicia” esa ampliación ante casos agravados en el que delito no solo causa un daño irreparable, sino que provoca un sufrimiento añadido a los familiares de la víctima.
Para el presidente del Gobierno, con independencia de a quién vote cada uno, hay una amplísima mayoría de la sociedad española a favor de mantener la prisión permanente revisable como respuesta a los crímenes más graves y execrables.
Tras recordar que el PP aprobó en 2015 la reforma de Código Penal para introducir esa figura sin contar con el apoyo de ningún otro grupo parlamentario, explicó que no se sintió solo porque contaba con el apoyo de la mayoría de españoles.
Aseguró que esa pena es proporcionada a la gravedad de los crímenes que castiga y negó que se trate de una cadena perpetua.
“Se trata de responder a una justa demanda social de más seguridad ante los peores criminales”, precisó.
Así, recordó que, además de estar en vigor en otros países como Francia (donde la impulsó el socialista François Mitterrand), cuando se aprobó en España en 2015 contó con los avales del Consejo Fiscal y del Consejo General del Poder Judicial.

Aval de Margarita Robles
Al respecto, señaló que cuando este último organismo lo avaló, la ponente del informe fue la actual portavoz del grupo socialista en el Congreso, Margarita Robles. “Se lo agradezco, pero no entiendo que su grupo político sea ahora uno de los más firmes defensores de su derogación”, precisó.
El presidente del Gobierno respaldó también la iniciativa de los familiares de víctimas de recoger firmas en favor del mantenimiento en el Código Penal.