Puigdemont se muestra dispuesto a “colaborar con la justicia belga”

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont | Stephanie Lecocq (efe)

El presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, expresó ayer su voluntad de “colaborar plenamente con la justicia belga siguiendo la orden europea de arresto emitida por España”.

El presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, expresó ayer su voluntad de “colaborar plenamente con la justicia belga siguiendo la orden europea de arresto emitida por España”.
Lo hizo saber en un mensaje de Twitter en el que, en neerlandés, habló en plural, lo que presumiblemente hace extensiva su proposición a los consellers cesados que se encuentran también en Bélgica: Toni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret.
Ayer mismo, fuentes de su entorno afirmaron que este mensaje pretende dejar clara su disposición a colaborar, pero que eso no implica que se estén dirigiendo a los juzgados.
La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que el jueves envió a prisión a los consellers cesados que sí acudieron a declarar, emitió el viernes una orden de búsqueda y captura para Puigdemont, Comín, Ponsatí, Puig y Serret, ya que se les investiga por presunta rebelión, sedición y malversación.
Mientras, la Fiscalía federal de Bélgica aún no había nombrado al cierre de esta edición al juez de instrucción que deberá decidir sobre las euroórdenes emitidas por las autoridades judiciales españolas contra Carles Puigdemont y cuatro de sus exconsejeros.
Era “probable” además, que la designación del juez no se produjese ayer, informó el portavoz del Ministerio Público, Eric Van Der Sjipt, por lo que el expresidente autonómico y los exresponsables de su Ejecutivo a los que también se cree en Bélgica no tenían aún a quién acudir para declarar.
Una vez se designe un juez de instrucción y los “interesados sean encontrados y llevados ante el juez, este tendrá 24 horas para tomar una decisión” sobre las citadas Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE).
“El juez de instrucción puede decidir no emitir una orden de arresto o puede emitirla pero liberar a las personas concernidas interesadas bajo ciertas condiciones”, precisó la Fiscalía.

Arresto
Si el juez de instrucción emite la orden de arresto, el caso “se somete a la sala del Tribunal de Primera Instancia, que debe decidir dentro de los 15 días posteriores a la emisión de la euroorden” si esta se puede ejecutar.
“Si alguna de las partes implicadas no está de acuerdo con la decisión de la sala, puede recurrir ante el Tribunal de Apelación”, que dispondrá de 15 días para tomar una decisión, agregó la Fiscalía. La Justicia española reclama a Puigdemont y a cuatro de los extitulares de su cesado Gobierno por presuntos delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos.
El abogado belga de Puigdemont, el experto en extradiciones Paul Bekaert, ha anunciado que recurrirá la euroorden.